Colombia pide investigar caso de "taser"

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Bogotá - El Gobierno de Colombia dijo que pidió a Estados Unidos que "se investigue y esclarezca" la muerte del joven colombiano Israel Hernández, ocurrida el pasado martes en Miami Beach, aparentemente tras recibir una descarga con una pistola eléctrica de un policía. Los hechos ocurrieron cuando Hernández, de 18 años, pintaba un grafiti en la pared de un edificio abandonado de Miami Beach y al ser descubierto por la Policía echó a correr, ante lo cual los agentes iniciaron una persecución que acabó con el chico tendido en el suelo por un disparo con una pistola eléctrica "taser", según la Policía. "El Ministerio de Relaciones Exteriores ha solicitado a las autoridades pertinentes, a través del Consulado de Colombia en Miami, que se investigue y se esclarezca este lamentable episodio", manifestó el viernes la Cancillería en un comunicado. Después de recibir el disparo eléctrico, el joven fue transportado al hospital Mont Sinai, donde los médicos intentaron reanimarlo inútilmente. La familia Hernández acusó a la Policía de hacer uso excesivo de la fuerza para detenerlo. En el comunicado, la Cancillería explica que el consulado en Miami "ha estado en permanente contacto con los familiares del joven, a quienes se les ha suministrado la asistencia social y jurídica requerida para este caso". El consulado de Colombia en Miami continuará haciendo el "seguimiento" del caso "hasta que los hechos de su muerte se esclarezcan", según otro comunicado de la legación diplomática distribuido este viernes. Ese comunicado detalló que la cónsul de Colombia en Miami, Martha Lucía Jaramillo, se ha reunido con la alcaldesa de Miami Beach, Matti Bower, para "avanzar las gestiones de las autoridades locales". Entre tanto, el texto dado a conocer en Bogotá agrega que el Ministerio de Relaciones Exteriores pidió a la embajada de Estados Unidos en Bogotá un visado de carácter humanitario para que un hermano de Hernández pueda viajar a su funeral. Los padres del joven fallecido han reclamado en declaraciones a medios colombianos que se haga justicia en este caso, mientras que la Unión Americana de Libertades Civiles de Florida (ACLUF) pidió que se investigue el incidente. "Un adolescente de apenas 18 años con un futuro prometedor está muerto porque un policía de Miami Beach le disparó con una pistola taser. Su crimen aparente: un grafiti", señaló la ACLUF. Según el director ejecutivo de esta organización de defensa de las libertades civiles, Howard Simon, "hay muchas preguntas que necesitan respuesta" y "no hay suficiente justificación para el uso del taser" en este caso.