Agentes migratorios estarán en prisiones de L.A.

Agentes migratorios estarán en prisiones de L.A.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    AP

    LOS ANGELES (California) - Tras las críticas por la presencia de agentes migratorios en cárceles estadounidenses, las agencias de policía local buscan nuevas formas de asistir a los esfuerzos federales para asegurarse de que los inmigrantes con graves condenas delictivas no sean liberados.

    La jefatura de policía de Los Ángeles, la más grande del país, es el ejemplo más reciente. El jefe de policía, Jim McDonnell anunció el lunes planes para permitir que agentes de Inmigración y Aduanas ingresen a las prisiones dirigidas por su agencia, pero solo para entrevistar a aquellos inmigrantes que podrían ser deportados al ser considerados serias amenazas a la seguridad pública.

    Para saber que hacer mientras se aprueba una reforma migratoria, presiona aquí.

    Otros condados de California han creado sus propias reglas y policías de otros lados han estado evaluando su posible participación y la manera de integrarse al renovado programa de la policía migratoria.

    Hasta inicios de este año, muchas agencias de la ley se rehusaban a trabajar con el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE por sus siglas en inglés) debido a la preocupación de los inmigrantes que viven en sus comodidades y a un decreto en una corte federal de Oregon que señalaba que los presos no podían permanecer encarcelados solo por una solicitud de las autoridades migratorias para detenerlos.

    Para imágenes que muestran la pesadilla que muchos inmigrantes viven al ser deportados, presiona aquí.

    Ahora, más de la mitad de las casi 340 jurisdicciones que se rehusaron previamente a cooperar con el ICE colaboran con la agencia de alguna manera, dijo Marsha Catron, portavoz del Departamento de Seguridad Nacional.

    El cambio más reciente viene luego de un intenso acercamiento por parte de las autoridades federales de migración, y varios casos de alto impacto, incluyendo uno en San Francisco en el que un hombre de nacionalidad mexicana, recientemente liberado de prisión pese a tener cinco deportaciones previas, fue acusado de matar a tiros a una mujer que caminaba por el muelle de la ciudad.

    "Vemos que los condados quieren encontrar la manera de cooperar con el ICE", dijo Jennie Pasquarella, una abogada de la Unión Americana de Libertades Civiles del Sur de California, quien agregó que muchas jurisdicciones aún se niegan a detener inmigrantes para el ICE debido a las implicaciones legales, pero informan a la agencia cuando un inmigrante buscado para su deportación es liberado o lo transfieren a la custodia del ICE.

    Para imágenes de la cruda realidad que se vive en la frontera que divide a México y Estados Unidos, presiona aquí.

    "Los Ángeles es una jurisdicción prioritaria para el ICE, y creo que será un modelo utilizado en otros condados, para bien o para mal", recalcó.

    El ICE tiene acceso a los datos de huellas dactilares tomadas durante el fichaje, y utiliza la información para localizar y deportar migrantes que están ilegalmente en el país o que fueron arrestados por delitos locales. El año pasado, la agencia anunció planes para enfocarse en los criminales más peligrosos y solicitar a las autoridades al menos una notificación sobre cuándo serán liberados los inmigrantes que son buscados para su deportación.

    Desde entonces, el número de inmigrantes buscados por el ICE para su detención en cárceles ha disminuido, de acuerdo a estadísticas federales.