california

Newsom planifica tarifa para limpiar agua contaminada

Quiere combinar tarifas para recaudar alrededor de $ 140 millones por año.

El gobernador Gavin Newsom quiere cobrar por agua a los clientes de California hasta $10 por mes para ayudar a limpiar el agua contaminada en áreas rurales y de bajos ingresos, pero enfrentará la resistencia de algunos demócratas legislativos que dudan en imponer nuevos impuestos.

El gobernador demócrata dice que hasta 1 millón de residentes de California tienen algún tipo de agua contaminada o sucia que sale de sus grifos y puede causar problemas de salud. Lo ha llamado "una desgracia moral y una emergencia médica".

"El hecho de que en California, en la quinta economía más grande, hay personas que no pueden beber su agua, personas que ni siquiera pueden bañarse en su agua, hay algo absolutamente malo", dijo el miércoles la asambleísta demócrata Eloise Reyes durante una audiencia sobre el plan de Newsom.

 [[507451482,C]]

La tarifa a los clientes del agua afectaría a los hogares y empresas, una idea que los legisladores no aprobaron en la sesión anterior. Newsom quiere combinarlo con las tarifas de los ganaderos, las lecherías y los vendedores de fertilizantes para recaudar alrededor de $140 millones por año.

Una propuesta en competencia de la senadora demócrata Anna Caballero usaría el dinero del superávit multimillonario del estado para crear un fondo fiduciario para pagar las mejoras del agua.

El plan de Newsom podría ser difícil de aprobar porque los aumentos de impuestos y tarifas requieren el apoyo de dos tercios de los legisladores.

Desbordamiento del río Los Ángeles: una mirada al pasado y presente

Los demócratas tienen el 75% de los escaños legislativos, pero algunos que representan distritos moderados o agrícolas pueden rechazar la propuesta, particularmente después de que los votantes retiraron a un senador demócrata el año pasado después de que votó para aumentar el impuesto a la gasolina. Caballero, por ejemplo, representa un distrito agrícola que anteriormente tenía un republicano.

Hubo un amplio acuerdo en la audiencia del miércoles de que la falta de acceso al agua potable para tantos es una mancha en el estado, pero los legisladores reconocieron que una solución política ha sido difícil de alcanzar.

"Sería una tontería, en base a la historia de este problema, hacer promesas sobre dónde terminaremos al final de este ciclo", dijo el asambleísta Richard Bloom, presidente del subcomité de presupuesto. "Pero me comprometeré a hacer todo lo posible para llevar esto a una conclusión".

Marzo de 1928: Cuando la Represa de St. Francis causó muerte y destrucción a su paso

El plan de Newsom cobraría a los clientes del agua de 95 centavos a $10 por mes a partir del próximo año, según el tamaño de su medidor de agua, con excepciones para las personas en situación de pobreza.

Los ganaderos, las lecherías y los productores y manipuladores de fertilizantes también pagarían una tarifa porque sus operaciones contribuyen al nitrato en las aguas subterráneas.

El dinero recaudado ayudaría a los sistemas públicos de agua, incluidos aquellos que sirven a las escuelas, tratar el agua contaminada, mejorar el mantenimiento a largo plazo y probar la calidad del agua de los pozos domésticos.

Cómo se construyó el sistema de agua de la Sierra Nevada a Los Ángeles

Docenas de residentes del Valle Central declararon en apoyo de la tarifa y dijeron que sería un pequeño precio a pagar para garantizar el acceso al agua que no los enfermaría.

"Somos las familias más pobres y estamos dispuestos a pagar el impuesto porque gastamos mucho más dinero que el impuesto al comprar botellas de agua para nuestras familias", dijo Lucy Hernández, residente del condado de Tulare en el Valle Central.

Los distritos de agua se oponen ampliamente al impuesto a los usuarios, en lugar de pedir a los legisladores que aprueben el plan de Caballero. La Oficina del Analista Legislativo no partidista dijo que la mayoría de las personas que pagarían la tarifa no se beneficiarían directamente de ella.

Falta el adjunto Si bien la lluvia no parecía tan impresionante en algunos lugares del sur de California, el granizo que cayó en Long Beach, Riverside y el Condado de Orange el miércoles, hizo que el primer día de la primavera se pareciera más al invierno. 

"No creemos que tenga sentido gravar con impuestos un recurso que es esencial para la vida", dijo Cindy Tuck, de la Asociación de Agencias de Agua de California.

Derechos de autor AP - Associated Press
Contáctanos