condado de los angeles

Condado de Los Ángeles afloja las restricciones de COVID-19 y pasa al nivel rojo

Cuando se alcance la marca de los 4 millones de vacunas en las comunidades más afectadas, los condados de Los Ángeles y Orange podrían avanzar rápidamente al nivel naranja aún menos restrictivo del plan de reapertura económica.

Telemundo

Los restaurantes del condado de Los Ángeles podrían volver a recibir a los clientes en el interior, y los cines y los gimnasios pueden reabrir, todo con una capacidad limitada, a partir de las 12:01 a.m. del lunes, cuando el condado avanzó a un nivel menos restrictivo en el "Plan para un Economía más segura".

Los funcionarios del condado confirmaron la medida el viernes, cuando el estado alcanzó el umbral de administrar 2 millones de dosis de la vacuna COVID-19 en comunidades de bajos ingresos en California que se han visto particularmente afectadas por la pandemia.

El condado de Los Ángeles ingresó al nivel rojo permitiendo, por primera vez desde el inicio de la pandemia, que los cines reciban a sus clientes -- una actividad que fue extrañada por muchos. Dinorah Pérez reporta el 15 de marzo de 2021.

Cuando alcanzó ese umbral, el estado flexibilizó los requisitos para que los condados avancen a través de los cuatro niveles del plan, que rige las restricciones comerciales basadas en la propagación de COVID-19. Los nuevos requisitos permiten al condado de Los Ángeles, así como al vecino condado de Orange, pasar del nivel púrpura más restrictivo al nivel rojo.

Según las pautas del nivel rojo anunciadas por el condado de Los Ángeles el jueves, las comidas en el interior pueden reanudarse al 25% de su capacidad. El condado requerirá que los restaurantes tengan una distancia de ocho pies entre todas las mesas, lo que estará restringido a un máximo de seis personas del mismo hogar. Las reglas también exigen que se aumente la ventilación "en la mayor medida posible".

Los meseros de los restaurantes ya están obligados a usar una mascarilla y un protector facial. Con las nuevas reglas, el Departamento de Salud Pública "recomienda encarecidamente" que los empleados actualicen sus cubiertas faciales mediante el uso de máscaras N95 o KN95 de grado superior, o una combinación de máscara doble y un protector facial.

Los funcionarios de salud también recomiendan encarecidamente, pero no exigen, que todos los empleados estén informados y se les ofrezca la oportunidad de vacunarse contra COVID-19. Los trabajadores del servicio de alimentos ya son elegibles para recibir las vacunas.

Los funcionarios del condado están informando buenas noticias: con el aumento de las tasas de vacunación y la disminución de los casos de COVID-19, el condado de San Bernardino pasará del nivel púrpura más restrictivo del estado, donde ha estado desde agosto pasado, al nivel rojo más abierto el domingo 14 de marzo.

Las reglas para otras empresas que entraron en vigencia a las 12:01 a.m. del lunes se alinean en gran medida con la guía estatal para el nivel rojo:

  • Los museos, zoológicos y acuarios pueden abrir en interiores al 25% de su capacidad;
  • Los gimnasios y centros de aptitud física pueden abrir en interiores al 10% de su capacidad, con enmascaramiento requerido;
  • Los cines pueden abrir al 25% de su capacidad con asientos reservados para proporcionar al menos seis pies de distancia entre los clientes;
  • Las empresas minoristas y de cuidado personal pueden aumentar la capacidad interior al 50%;
  • Los centros comerciales de interior pueden reabrirse al 50% y las áreas comunes permanecen cerradas, pero los patios de comida pueden abrir al 25% de su capacidad y de conformidad con los demás requisitos para los restaurantes de interior.

Pasar al nivel rojo también permitirá la reapertura de los parques temáticos a partir del 1 de abril, incluidos Disneyland en el condado de Orange y Universal Studios Hollywood en el condado de Los Ángeles, al 15% de su capacidad, solo con visitantes del estado.

Las reglas también permiten la reanudación de las actividades en los institutos de educación superior y la reapertura de la instrucción en persona para los estudiantes en los grados 7-12. También se permiten reuniones privadas en interiores para personas de hasta tres hogares diferentes, con enmascaramiento y distanciamiento físico. Las personas vacunadas pueden reunirse en pequeños grupos en el interior sin enmascararse ni distanciarse.

"Esta es una buena noticia, especialmente porque muchas de nuestras pequeñas empresas han sido las más afectadas por las consecuencias financieras de esta pandemia y nuestros estudiantes luchan por mantenerse al día con el aprendizaje a distancia", dijo la presidenta de la Junta de Supervisores del condado, Hilda Solís. "Hemos logrado este hito y hemos bajado al nivel 'rojo' porque, como condado, trabajamos duro, nos cuidamos unos a otros y nos unimos para vencer el oscuro aumento del invierno".

El condado de San Bernardino y de Orange ingresarán al nivel rojo menos restrictivo del sistema regulador del coronavirus del estado un minuto después de la medianoche del domingo por la mañana, lo que permitirá una mayor multitud en las tiendas minoristas y la reapertura de museos, cines y cenas bajo techo en restaurantes.

"Aunque estamos tomando medidas para reabrir algunos de los sectores más afectados de nuestra economía, eso de ninguna manera significa que podamos bajar la guardia ahora", dijo. "Le debemos a nuestros vecinos, nuestras empresas locales y nuestros niños permanecer vigilantes para que las reaperturas sean seguras y duraderas; el uso de máscaras y el distanciamiento físico siguen siendo fundamentales".

Las ciudades de Long Beach y Pasadena, que tienen sus propios departamentos de salud separados del condado, también anunciaron que cambiarán al nivel rojo y promulgarán nuevas reglas flexibles, que reflejan en gran medida el condado, a las 12:01 a.m. del lunes.

Los funcionarios de Long Beach dijeron que la ciudad también se alineará con las nuevas pautas anunciadas por el estado el jueves que permiten que las bodegas y cervecerías que no sirven comida vuelvan a abrir al aire libre para el servicio de alcohol. La regla requiere que todos los clientes tengan una reserva anticipada y estén sentados en las mesas, todo lo cual tendrá un límite de tiempo de 90 minutos por cliente.

El condado de Los Ángeles no ha anunciado ningún plan para adoptar las nuevas pautas sobre cervecerías y bodegas que no sirven alimentos. A los condados se les permite imponer restricciones más estrictas que las del estado.

Ha sido un año difícil, la muerte y el miedo a contagiarse por COVID-19 han afectado la salud mental de muchos, incrementando los casos de ansiedad, depresión y hasta violencia doméstica. Pero la buena noticias es que hay ayuda, solo tiene que buscarla. Enrique Chiabra reporta el 11 de marzo de 2021.

AMC Theatres anunció que reabrirá sus cines Century City 15 y Burbank 16 el lunes por la tarde, y el resto de sus salas de cine abrirá el 19 de marzo.

"Como lo hemos hecho en más de 525 ubicaciones en todo el país, AMC reabrirá con la mayor dedicación a la salud y seguridad de nuestros huéspedes y asociados a través de nuestras políticas y protocolos AMC Safe & Clean, que se desarrollaron en consulta con Clorox y con Profesores actuales y anteriores de la prestigiosa Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard", destacó Adam Aron, presidente y director ejecutivo de AMC.

Mientras tanto, la tasa de casos nuevos y hospitalizaciones del condado continuó su declive general el domingo. El departamento de salud del condado informó 644 nuevos casos de COVID-19 y 28 muertes adicionales, aunque las autoridades dijeron que el número de casos y las muertes reportadas el domingo pueden reflejar retrasos en los informes de fin de semana.

El número de residentes del condado en el hospital con el virus se redujo de 951 el sábado a 893, con 251 en cuidados intensivos.

El condado ha registrado 1,210,265 casos de COVID-19 y 22,474 muertes desde que comenzó la pandemia.

El 11 de marzo de 2020 la Organización Mundial de la Salud declaró pandemia la crisis del COVID-19.

"Hemos logrado un buen progreso y tenemos más avances por hacer. Instamos a todos a que sean cautelosos y tengan buen juicio en las próximas semanas y meses críticos para evitar aumentos repentinos de casos, hospitalizaciones y muertes como vimos a fines de 2020 y al comienzo de 2021", dijo el sábado la directora de Salud Pública Barbara Ferrer. "No baje la guardia. Continúe siguiendo todas las medidas de seguridad. Manténgase enmascarado, mantenga al menos una distancia de 6 pies de los demás y tenga en cuenta que las actividades al aire libre son mucho más seguras que las de interior".

Además de los condados de Los Ángeles y Orange, otros 11 condados en todo el estado también recibieron autorización para pasar al nivel rojo gracias a que el estado alcanzó el hito de vacunación. Salvo cualquier cambio en los números de casos, 13 condados más pasarán al nivel rojo cuando el estado haga su actualización semanal el martes, incluidos los condados de San Diego y Riverside, lo que significa que la totalidad del sur de California estará en rojo a mediados de la próxima semana.

Las nuevas pautas del gobernador Gavin Newsom ajustarán los requisitos nuevamente cuando el estado alcance los 4 millones de vacunas en las comunidades más afectadas. No estaba claro cuánto tiempo tomará ese esfuerzo, pero según el ritmo actual de vacunaciones, es probable que demore al menos un mes.

Cuando se alcance la marca de los 4 millones, los condados de Los Ángeles y Orange podrían, salvo un resurgimiento de casos, avanzar rápidamente al nivel naranja aún menos restrictivo del plan de reapertura económica. Tal medida conduciría a una relajación aún mayor de las restricciones de capacidad y una reapertura de bares con servicio al aire libre únicamente.

También el domingo, el primer caso estatal de una variante de COVID-19 descubierta por primera vez en Brasil en enero fue detectado en San Bernardino, según funcionarios de ese condado.

Tras un año de la declaración de la pandemia, los latinos han sido una de las comunidades más afectadas en varios aspectos. Alejandra Ortíz nos trae el reportaje.

El Departamento de Salud Pública de California alertó al condado sobre el caso el sábado después de que se detectó en una muestra de prueba positiva recolectada el 2 de marzo, según el oficial de información pública del condado de San Bernardino, David Wert.

Los rastreadores de contactos han estado en contacto con el residente, un hombre de unos 40 años. Informó que experimenta síntomas y que se aísla a sí mismo en casa. No había sido vacunado.

Se cree que la variante P.1 "brasileña" es más contagiosa que la cepa más común del virus.

Derechos de autor CNS - City News Service
Contáctanos