Se habla de posibilidad de cruce masivo en albergues

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Apuntan a planes de “puertazo”

    El sueño de brincar el muro y llegar a EEUU sigue latente en los corazones de la comunidad centroamericana. En los albergues, se habla de la posibilidad de un cruce masivo. Marinee Zavala reporta desde Tijuana. (Publicado martes 20 de noviembre de 2018)

    El sueño americano de brincar el muro y llegar a EEUU sigue latente en los corazones de la comunidad centroamericana.

    “La mayoría de nosotros, sí, ya quisiéramos estar del otro lado”, dijo Jorge Molina, un migrante de Honduras.

    En los albergues, se habla de la posibilidad de un cruce masivo.

    “Unos quieren tirar por el muro, otros quieren irse por otro lado, otros quieren esperar a ver la respuesta que hay”, dijo Molina.

    “Íbamos a convocar a ese puertazo, ese brinco, ese villa, villa”, dijo Sergio Tamai, el fundador de Ángeles sin Fronteras, refiriéndose a la intención de los migrantes.

    Esa intención de miles ha generado el cierre de garitas.

    “Vinieron varios grupos el día de ayer”, dijo Tamai. “Tienen esa intención, yo creo que miles sí podrían hacer ese brinco”.

    Sin embargo, la prohibición de un juez al decreto del presidente Donald Trump para negar asilo a quien cruce de forma ilegal podría hacer más fácil esta práctica.

    “Es buscar una manera fácil. ‘Ya estoy en EEUU, ya no tengo que esperar fuera del país a que me den una ficha o estar en albergues mucho tiempo’”, dijo Guillermo Carrasco, un abogado de migración en Tijuana.

    Autoridades e impulsores del llamado “puertazo” o villa villa en Tijuana, que consiste en un cruce masivo como el que fue generado por los miembros de la caravana en Guatemala a México, dicen no es el mejor memento para eso.

    “Porque ahorita los tijuanenses son los que van a ser afectados por las acciones que está haciendo Trump”, dijo Tamai.

    Sin embargo, en Playas de Tijuana, algunos migrantes ya han hecho práctica de lo que significaría saltar la valla fronteriza.

    “Una estampida humana sería una provocación inmediata a EEUU y una justificación para que Donald Trump afectara la dinámica económica binacional", dijo Manuel Monárrez, regidor en Tijuana.