Impacto: 30,000 obreros hacen huelga

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EEUU vuelve a anotar con otro penal
    Shutterstock.

    BEIJING - La protesta comenzó el 5 de abril en el enorme complejo fabril, que contiene unas 10 plantas. Es la muestra más reciente de descontento en las fábricas de China, donde la falta de mano de obra y el alza de los precios ha llevado a los obreros, usualmente migrantes provenientes de zonas rurales, a organizarse y protestar.

    Una huelga en un complejo industrial en China se está ampliando y ahora abarca a unos 30,000 obreros, una de las protestas laborales más grandes que hayan acontecido en el sector privado de este país. El paro afecta a Yu Yuen Industrial (Holdings) Ltd., uno de los conglomerados más grandes de fabricantes de calzado. Entre sus clientes están Nike, Adidas, Reebok, Asics, New Balance y Timberland. La huelga en Donguan, en el sur de China, busca mayores contribuciones a los fondos del seguro social para que cumplan con los estándares fijados por la ley en China, además de otras condiciones. La huelga amenaza con afectar la productividad del conglomerado, cuyos propietarios tienen sede en Taiwán. De momento no han comentado al respecto los representantes de la compañía. Más de 30,000 trabajadores estaban en huelga el jueves exigiendo mayores pagos al fondo del seguro social, alojamiento y comida gratis, dijo la agrupación China Labor Watch, con sede en Estados Unidos, citando como fuente a representantes de los trabajadores. Las mayores empresas fabriles en China funcionan en base a enormes complejos industriales, del tamaño de pequeñas ciudades y con alojamiento para los trabajadores. Cui Tiangang, un obrero de 31 años, dijo por teléfono que la cifra de trabajadores en huelga se había más que duplicado desde el lunes. "Lo que queremos es que por lo menos nos den una explicación" sobre las demandas, dijo Cui. "Si no hay un ofrecimiento, seguiremos con la huelga". El paro refleja la nueva tendencia entre los trabajadores migrantes chinos, que ahora demandan mejores prestaciones, aunque antes les bastaban menos a cambio de mejor paga, dijo Wang Jiangsong, un experto en temas laborales chinos en el Instituto de Relaciones Industriales de China.