El “raro” comportamiento de Nikolas Cruz en su celda