Madre vive con desdicha y preocupación

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    LOS ÁNGELES (California) - Una madre en el área de Los Ángeles lucha día a día por recibir un trasplante de riñón y así salvar su vida, sin embargo, la historia se ha visto opacada por su estado migratorio en los Estados Unidos. Todo comenzó hace seis años cuando Lind Cortés comenzó a visitar diferentes hospitales para encontrar una solución a su problema. Aunque ya se encontraba en la lista de espera para recibir un riñón, Cortés fue notificada que el hospital tuvo que sacarla de la lista debido a que no contaba con documentos legales para vivir en el país. Así mismo, la refirieron al hospital general de Los Ángeles, en el cual fue rechazada por la misma situación. Para esta madre, el día comienza alrededor de las dos de la madrugada, pues ella tiene que acudir a un hospital local para que le hagan sus diálisis, mientras encuentra un donante. Uno de los mayores deseos de Cortés es seguir disfrutando cada día de las madres junto a sus hijos de 16,14 y 11 años, quienes la están apoyando incondicionalmente en esta lucha interminable.