Revelan que prófugos se pelearon por un rehén

Los tres hombres que se escaparon de una cárcel del condado de Orange discutieron si mataban o no a un rehén, haciendo que su alianza se viniera abajo. Aquí lo más reciente del caso.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    LOS ÁNGELES - Tres presos que lograron escapar de una cárcel de California se mantuvieron juntos y eludieron a las autoridades durante una semana. Su alianza empezó a resquebrajarse cuando surgió un desacuerdo sobre si mataban a un taxista al que habían tomado como rehén, dijeron las autoridades.

    Seis días después de la fuga -y 600 kilómetros al norte- los prófugos Hossein Nayeri y Bac Duong se liaron a golpes en un motel en San José porque Nayeri quería matar al hombre y enterrar el cadáver, pero Duong no quería, dijeron las autoridades. Duong no solo se impuso, sino que al día siguiente partió con el rehén, regresó al condado de Orange y se entregó.

    El taxista, que sufrió heridas menores, acudió inmediatamente a las autoridades. Al día siguiente, Nayeri y el tercer prófugo, Jonathan Tieu, fueron arrestados cuando una persona vio su vehículo robado cerca del estacionamiento de un supermercado.

    Fue el abrupto final de una dramática fuga planificada seis meses antes por Nayeri, según las autoridades, cuando fue encarcelado bajo cargos de secuestro y tortura. Se le acusa de seccionarle el pene a un hombre porque creía que había enterrado una gruesa suma de dinero en el desierto.

    Cuando Duong fue encerrado en la misma cárcel en diciembre, acusado de intento de asesinato, consiguió un contacto en el exterior que ayudó a Nayeri a poner en práctica su plan, que incluyó introducir un cuchillo en la cárcel.

    Tieu, que aguardaba juicio por un asesinato en pandilla, se sumó a los otros dos, dijeron las autoridades.

    "Les tomó tiempo", dijo la comisario del condado de Orange, Sandra Hutchens. "Superar los sistemas de seguridad, superar las rejas metálicas, superar estos barrotes de una pulgada les tomó tiempo".

    Cuando salieron, abordaron un vehículo conducido por el cómplice de Duong.

    Esa noche, Duong secuestró a un conductor de taxi a punta de pistola y al día siguiente robó una camioneta van en Los Ángeles, dijeron las autoridades.

    Los prófugos y el conductor pasaron tres noches en un motel en el sur de California y luego fueron 600 kilómetros hacia el norte hasta San Francisco en el taxi y la van.

    Pasaron dos noches en un motel en San José y fue allí donde Nayeri y Duong pelearon sobre la suerte del rehén, dijo el capitán de policía Jeff Hallock.