Aumento al salario mínimo en CA tiene proyección nacional

Primero California, después New York y se espera que pronto más estados del país aprueben significativos aumentos de sueldo. Aquí la información.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Primero California, después New York y se espera que pronto más estados del país aprueben significativos aumentos de sueldo. Aquí la información. (Publicado martes 5 de abril de 2016)

    LOS ÁNGELES (California) - Con la firma de la ley que aumenta el salario mínimo a 15 dólares por hora, California marca la pauta a nivel nacional y da un paso que puede ser vital en la lucha de activistas y sindicatos para mejorar las condiciones de vida de los trabajadores de bajos ingresos.

    Gracias a un esfuerzo nacional respaldado por sindicatos, varias ciudades del país han aprobado medidas similares con el fin de mejorar los ingresos de las personas que ganan el mínimo, y es con ese espíritu que el gobernador de California, Jerry Brown, firmó la nueva ley, que tachó como "asunto de justicia social".

    "Esto es acerca de justicia económica. Es acerca de la gente. Es acerca de establecer una pequeña cantidad de balance en un sistema que cada día está más desbalanceado", aseguró hoy Brown.

    Para uno de los principales impulsores de la propuesta, el senador demócrata Kevin de León, actualmente presidente encargado del Senado, el ejemplo de California debería proyectarse hacia todos los estados del país.

    "Es un paso gigantesco para todo el país. Ojalá que sirva como una ola para todos nuestros estados vecinos y para el resto de la nación", aseguró el político hispano en comentarios enviados a Efe.

    A su vez, el presidente de la asamblea de California, el también demócrata Anthony Rendón, consideró que el ejemplo de California debería extenderse a todos los trabajadores que devengan el salario mínimo.

    El también hispano señaló que es cuestión "de honrar nuestro contrato social especialmente en aquello que establece que quien trabaja duro no merece vivir en la pobreza".

    El alcalde de Los Ángeles Eric Garcetti, quien fuera un impulsor clave de una medida similar adoptada por la ciudad el año pasado, también consideró que la decisión de California es un ejemplo para el país.

    "California lidera la nación nuevamente aprobando un aumento histórico del salario mínimo que ayudará a salir de la pobreza a millones de hombres y mujeres trabajadores", expresó el burgomaestre en un comunicado enviado a EFE.

    Para los miembros del Sindicato Internacional de Trabajadores de Servicios (SEIU), entidad que movió la medida a nivel estatal y nacional, no hay duda de que la meta es que otros estados sigan el ejemplo del Estado Dorado.

    "700,000 trabajadores de SEIU de California se sienten orgullosos de haber peleado junto con (la agrupación) 'Lucha por $15' para mostrarle al mundo que cuando los trabajadores se unen podemos mejorar la vida de nuestra familias y crear una economía más justa", declaró a Efe Laphonza Butler, presidente de SEIU de California.

    "Cuando los trabajadores en la ciudad de Nueva York comenzaron este movimiento en 2012 nadie apostaba por ellos y cuando nos unimos a California unos meses después la gente decía que no habría chance", recordó Guadalupe Salazar, un trabajador de McDonald y miembro del Comité Organizativo Nacional de "Lucha por $15".

    "Y hay más victorias en el camino a todo lo largo del país. Nuestro movimiento está en un momento imparable. Cuando los trabajadores se unen y denuncian resultan", agregó.

    Ciudades como Massachusetts, Washington y Seattle aprobaron recientemente aumentos del salario mínimo que buscan llegar gradualmente a 15 dólares la hora en los próximos años.

    No obstante, la advertencia de gremios de negocios y la oposición del Partido Republicano en California a la medida, puede ser un detente para que otros estados copien la iniciativa.

    Un análisis legislativo calculó que el aumento del salario mínimo aprobado hoy costará a los contribuyentes de California 3,600 millones de dólares al año por el aumento de los pagos a los empleados del Gobierno.

    El director en California de la Federación Nacional de Negocios Independientes, Tom Scott, aseguró que la nueva medida tendrá "impactos devastadores en los pequeños negocios".

    "Ignorar las voces y las objeciones de la gran mayoría de los creadores de los trabajos en el estado es profundamente preocuparte", agregó.

    Un análisis del profesor de economía de la universidad de California Irvine, David Neumark, proyectó que el aumento del salario mínimo en California puede representar la pérdida de empleo de entre el 5 % y el 10 % entre los trabajadores no calificados.

    Además de la pérdida de trabajos, matiza el Instituto CATO, un aumento del salario mínimo por el Gobierno federal tendría muy poco efecto en la reducción de la pobreza y se proyectaría en precios más altos para los consumidores.