Presentan demanda para anular préstamos estudiantiles

La querella busca ponerle fin al acoso telefónico que dicen estar experimentando miles de estudiantes del recién cerrado Corinthian College.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    La querella busca ponerle fin al acoso telefónico que dicen estar experimentando miles de estudiantes del recién cerrado Corinthian College. (Published jueves 14 de julio de 2016)

    LOS ÁNGELES – A pesar de que el gobierno acordó perdonar los préstamos federales, miles de estudiantes siguen sufriendo los efectos económicos del cierre de 32 campus del colegio Corinthian College.

    La razón se debe a que los préstamos estudiantiles privados, los cuales ascienden a 330 millones de dólares, siguen vigentes.

    Sin embargo, una demanda colectiva presentada el jueves busca ponerle fin a esta incómoda situación y es que los alumnos aseguran que la compañía cobradora los acosa telefónicamente, algo que es ilegal.

    “Amenazándoles, diciéndoles que les pueden quitar su casa, que los pueden demandar por no pagar esta deuda, lo cual es falso. No pueden ser demandados por esta acción, por no pagar esos préstamos”, comentó Viridiana Chavolla, representante de Public Counsel.

    La querella exige tres cosas:

    -que se perdonen todos los préstamos privados a estudiantes de Corinthian College

    -que se les reembolsen los pagos que ya fueron hechos

    -que se les dé un pago a los estudiantes por los daños resultantes de prácticas ilegales de cobro

    La demanda podría tomar meses en resolverse, pero expertos recomiendan comunicarse al (213) 385-2977 (x314), donde expertos le darán asesoraría gratuita y le informarán en cuanto se resuelva la demanda.

    “Si para de hacer pagos puede ser que afecte su reporte de crédito, así que es importante que se informen, que sepan qué efecto puede tener cada acción, pero no pueden ser demandados”, añadió Chavolla.

    Alrededor de 100,000 estudiantes recibieron la noticia el 27 de abril del 2015 de que Corinthian College cerraría sus puertas y que sus estudios no serían validados.