Familiares y amigos despiden a Yvette Velasco, una de las 14 víctimas de la masacre

Comienzan los servicios fúnebres de las víctimas de la matanza en un centro para discapacitados en San Bernardino. Aquí los detalles.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Comienzan los servicios fúnebres de las víctimas de la matanza en un centro para discapacitados en San Bernardino. (Publicado viernes 11 de diciembre de 2015)

    LOS ÁNGELES - Familiares, amigos, compañeros de trabajo y autoridades despidieron hoy a Yvette Velasco, una de las 14 víctimas del ataque terrorista de San Bernardino, con un servicio fúnebre en la ciudad de Covina, California.

    El día de la masacre, la hispana de 27 años iba a recibir la placa que la distinguiría como inspector de salud del condado, por eso hoy sus padres y hermanas se reunieron con autoridades para aceptar el reconocimiento por el que la joven asistió a la fiesta en la que ocurrió el tiroteo.

    "Aunque Yvette siempre estaba decidida a cumplir sus objetivos, ella sabía cómo pasar un buen rato, le gustaba bailar, viajar y era una fanática de la buena comida", dijo George Velasco, familiar de la joven que llevaba trabajando para el condado de San Bernardino unos cuatro años.

    El padre de la joven, la menor de cuatro hermanos, mantuvo la esperanza hasta el último momento de que su hija hubiera sobrevivido al ataque pero las buenas noticias nunca llegaron.

    La ceremonia que se realizó el jueves en Covina es el primero de los catorce servicios fúnebres que se realizarán en el Sur de California y que han despertado la solidaridad entre todos los residentes.

    El tiroteo en el que murieron 14 personas y otras 21 resultaron heridas ocurrió a las once de la mañana del pasado 2 de diciembre en el Centro Regional Inland en la localidad de San Bernardino.

    Tres horas después, la pareja de atacantes compuesta por Syed Rizwa Farook, de 28 años, y la paquistaní Tashfeen Malik, de 27, fue muerta a tiros en un enfrentamiento con las autoridades.

    El director del FBI, James Comey, informó que los autores se "radicalizaron hacia la violencia" incluso antes de conocerse y contraer matrimonio, pero aseguró que no hay pruebas de su pertenencia a una célula terrorista.

    Por otra parte, los servicios fúnebres del mexicano Juan Espinoza, de 50 años, y de Aurora Godoy, de 26, los otros dos latinos que fallecieron en el tiroteo, se realizarán la próxima semana.

    La familia del inmigrante Espinoza, que llegó hace más de 20 años al país, prefirió hacer la despedida en la intimidad de los seres queridos.

    Mientras que los vecinos y residentes de Los Ángeles, Carson y Gardena sí podrán asistir al sepelio de Aurora Godoy, una mujer de ascendencia mexicana quien dejó huérfano a un niño de apenas 21 meses.

    Los residentes del sur de California y los gobiernos locales y estatales manifestaron su solidaridad con las familias afectadas con donaciones económicas y mensajes de apoyo.