Ayer un juego, hoy la cárcel

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    AP
    Un joven uso un rayo láser sin imaginar que terminaría en la mira del FBI.

    Un residente del área de North Hollywood terminó tras las rejas, acusado de apuntar una luz láser en contra de un avión y un helicóptero de la policía. El sospechoso es Adam GArdenhira, tiene 18 años y de ser encontrado culpable pudiera enfrentar un máximo de 10 años en prisión. Todo esto es consecuencia de una nueva ley federal que prohíbe dirigir luces laser contra aviones o helicópteros, pues aunque una persona piense que solo está jugando y no quiera causar daños, la luz si puede distraer a los pilotos o hasta provocarles ceguera momentánea. Este es un serio problema en California, pues solo en el 2011 se registraron más de 3,500 casos de rayos laser contra vehículos aéreos.