Sobrevivió un infierno: muere el hombre más viejo del mundo