Sterling habla: "No soy racista"

El propietario de Los Clippers se descarga con un amigo de las acusaciones de racismo, en lo que sería su primera respuesta privada.

Sterling habla: "No soy racista"
Crédito: Getty Images
Por Carla Valero 9 de agosto de 2014

Donald Sterling, el propietario del equipo de baloncesto de Los Clippers se defiende, por primera vez, de las acusaciones vertidas sobre él y que lo llevaron a ser vetado de por vida de cualquier evento de la NBA.


La página radaronline.com tuvo acceso a una conversación privada entre Sterling y un amigo, donde se escucha de forma desafiante y derrumbado cómo se defiende de las acusaciones diciendo: "No soy racista".


Según radaronline.com, en la conversación telefónica, Sterling le pregunta muy enfadado a un amigo suyo: "¿Crees que soy un racista?, "¿crees que no tengo nada más que amor para todo el mundo?", "¡no lo crees. Sabes que no soy un racista!"


La fuente que ha filtrado la conversación a radaronline autentifica que la conversación telefónica se produjo efectivamente entre Donald Sterling y un amigo no identificado.


En la conversación, Sterling explica: "crecí al este de Los Ángeles, fui el presidente de mi escuela secundaria, ¡soy judío! y el 50% de los estudiantes eran negros y el 40% hispanos... lo que quiere decir que la gente debia tener un buen concepto de mí".


Según radaronline, de la conversación se desprende que Sterling está enfurecido y repite en diferentes momentos que no es racista.


"¿Cómo crees que puedo ser racista con la de años que hace que me conoces?, "¿cómo puedes estar en este negocio y ser racista?, ¿crees que le digo al entrenador que solo escoja jugadores blancos o por el contrario, que tome los mejores jugadores que pueda?".


Durante la conversación, Sterling también tiene palabras para la famosa foto publicada en Instagram por su novia, Vanessa Stiviano con Magic Johnson y a al que le pidió que no trajera a sus amigos "negros" al estadio.


"Me rompe el corazón que Magic Johnson, a quien respeto tanto, no dijera: bueno, veamos los hechos, que hable. Pero nadie lo intentó, ¡nadie!", dijo Sterling derrotado.