Mega Millions

Ganadores de lotería que lo pierden todo: la fiebre por el premio que termina en tragedia

La suma de la lotería de Mega Millions sigue subiendo y con ella la fiebre por convertirse en quien acierta al premio gordo. Para algunos ganadores, la cantidad de dinero que reciben se convierte en tragedia.

Telemundo

Ganar la lotería es el sueño de millones de personas que esperan tener un mejor futuro y borrar todos sus problemas cuando acierten a los números del premio gordo. 

Sin embargo, convertirse en millonarios de la noche a la mañana ha sido una tragedia para los afortunados que no supieron administrar el dinero o enfrentaron estafas, demandas y hasta problemas por la avaricia de otros.

Un estudio realizado por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) reveló que los ganadores de la lotería tienen más probabilidades de declararse en bancarrota cinco años después de reclamar su premio que un estadounidense promedio.

“Los grandes ganadores que posteriormente se declararon en quiebra tenían activos netos y deuda no garantizada similares a los de los pequeños ganadores”, se lee en el estudio.

De hecho, Andrew Stoltmann, un abogado que ha representado a ganadores de la lotería, dijo en una entrevista con CNBC que “pocos ganadores de la lotería tienen la infraestructura para administrar una ganancia inesperada de la lotería”.

Este viernes 6 de enero se sortean los 940 millones de la lotería Mega Millions. La fiebre de los jugadores que prueban su suerte con este método regresa cada vez que el premio mayor aumenta a sumas históricas.

En California cientos de personas se convirtieron en millonarios el año pasado. Incluso en noviembre, un individuo ganó 2.04 mil millones de dólares con un boleto  que fue vendido en el condado de Los Ángeles. Aunque la persona aún no ha reclamado el dinero, expertos en finanzas aseguran que es importante tener un plan para no perder más de lo que se gana.

La mala suerte de los ganadores

Después de que un ganador es anunciado, las primeras reacciones son de sorpresa, sueños por cumplir y temor. No es un secreto que cientos de personas lo han perdido todo tras ganar la lotería. 

Algunos ganadores aseguran que los rumores de su buena suerte atraen a personas que buscan ser beneficiados con el dinero, quienes piden ayuda por todo tipo de razones humanitarias, o son víctimas de estafadores. 

Ya desde 1985, AP informaba que a Sharon Nuñez, de Newport Beach, una corte le congeló su premio de $100,000 luego de que una compañía la demandara porque su esposo no había pagado la renta de los equipos que usaba para un restaurante. 

Más recientemente, Andrew Whittaker Jr., de West Virginia, tuvo problemas con demandas y en su vida personal, después de ganar $315 millones con el Powerball en el 2002. En cuatro años su fortuna desapareció. Antes de morir a los 72 años en el 2020, por causas naturales, Whittaker dijo en varias ocasiones que habría preferido haber perdido el boleto. 

En el 2019, Manuel Franco, de Wisconsin, decidió dar una conferencia de prensa tras ganar $768 millones. Poco después, Franco recibió una oleada de acosos y personas que se hacían pasar por él para estafar a otros. 

Y, en algunos casos, los ganadores se convierten en víctimas. En 1991, Ibi Roncaioli, de Ontario, Canadá, fue la ganadora de $5 millones con el Lotto/649.

Cuando su esposo descubrió que la mujer había gastado $2 millones en un hijo secreto que había tenido con otro hombre, Joseph Roncaioli la envenenó con inyecciones de analgésicos, según el reporte del diario local Toronto Star. La mujer murió en el 2003, y Roncaioli fue declarado culpable en 2008 por el homicidio.

Mantener los valores tras ganar la lotería

Pero la lotería también ha sido realmente una fortuna para miles de personas que han recibido la suma inesperada. 

Dave y Erica Harring, de Nebraska, ganaron 61 millones con la lotería en el 2013. Después de comprar una casa, unos carros y realizar algunos viajes, se dedicaron a tener una vida similar a la que tenían anteriormente. Para ellos la clave está en mantenerse leal a sus valores y enseñarle a sus hijos el valor del trabajo.  

“Tenemos cosas más bonitas, una casa más grande y más de lo que hemos tenido en el pasado. Pero somos iguales, y mi esposa y yo nos mantenemos bajo control”, dijo Dave Harrig, alentando a los futuros ganadores de la lotería a invertir sabiamente, elegir un asesor de inversiones nacional en lugar de uno local y evitar asesores con mala reputación.

Para conocer otros consejos de expertos sobre cómo manejar el dinero en el caso de resultar ganador de la lotería visite este enlace.

Contáctanos