Decisión 2020

El voto por correo aumentó drásticamente en California

La votación por correo ha representado más de la mitad de todos los votos en todas las elecciones estatales desde 2012.

Cuando Henry Brown recibió su boleta por correo el mes pasado, el músico californiano de 74 años no se angustió por su decisión. Lo llenó y lo envió por correo el mismo día.

"Es más conveniente, menos estresante", dijo.

Y pronto podría convertirse en una parte permanente de las elecciones en el estado más poblado de la nación. Este año, debido a la pandemia de coronavirus, los más de 22 millones de votantes registrados de California recibieron una boleta por correo al menos 29 días antes del día de las elecciones junto con un sobre con franqueo pagado para devolverla. La mayoría de los condados ofrecieron menos lugares de votación en persona, pero los abrieron antes, al menos tres días antes del 3 de noviembre.

Ahora, los líderes demócratas de California están sopesando si hacer esos cambios permanentes. El gobernador Gavin Newsom calificó la idea de “fabulosa” en una entrevista con Político. Toni Atkins, presidente pro tempore del Senado de California, dijo que la elección dejó "muy claro" que "brindar a cada votante la posibilidad de elegir si votar desde casa o en persona debería ser la nueva normalidad de California".

“Creo que eso se convertirá en una característica permanente”, dijo el senador estatal Tom Umberg, un demócrata de Santa Ana y presidente del Comité de Elecciones y Enmiendas Constitucionales del Senado.

California ya permitía a los votantes seleccionar la votación por correo por cualquier motivo. El porcentaje de votos emitidos por correo en California ha aumentado constantemente desde 2001, cuando una ley estatal permitió a las personas optar por recibir permanentemente sus votos por correo antes de las elecciones. La votación por correo ha representado más de la mitad de todos los votos en todas las elecciones estatales desde 2012.

Hasta hace poco, ha sido una opción adoptada por los dos principales partidos políticos. Pero las frecuentes afirmaciones del presidente republicano Donald Trump, sin pruebas, de que votar por correo aumenta el fraude parecen haber agriado a algunos republicanos.

El concejal de Santa Ana, Vicente Sarmiento, se convertirá en el primer alcalde de la ciudad desde 1994.

“Como era de esperar, los demócratas ahora quieren que esa sea la norma para todas las elecciones futuras. ¿Por qué? Probablemente porque es mucho más fácil controlar el resultado de una elección”, dijo la senadora estatal Melissa Meléndez, una republicana de Lake Elsinore.

Cinco estados realizan todas las elecciones por correo, y al menos otros 21 permiten elecciones más pequeñas por correo, según la Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales. Doce estados ampliaron las opciones de voto por correo para las elecciones de 2020.

Pero con más de 25 millones de votantes elegibles, enviar boletas por correo en California es más caro. El Departamento de Finanzas dijo que este año costó $65 millones solo para enviar las boletas a todos los votantes que normalmente no reciben una, alrededor de 5.6 millones de personas.

El estado podría hacer eso este año, en parte, porque tenía millones de dólares en ayuda por coronavirus del gobierno federal. El presupuesto estatal incluyó 111,6 millones de dólares para las elecciones, de los cuales más de la mitad provino del gobierno federal. La mayor parte de ese dinero no estará disponible para futuras elecciones.

Los gobiernos locales generalmente pagan por las elecciones, pero se les reembolsa por las cosas que el estado les exige que hagan. El estado tuvo un déficit presupuestario de $5.3 mil millones este año debido a la recesión económica causada por la pandemia, y la administración del gobernador Gavin Newsom proyecta un déficit de $8.7 mil millones el próximo año. Es probable que el estado aún se esté recuperando de los recortes presupuestarios cuando se celebren las próximas elecciones estatales en 2022.

Desde el 2000 al 2020, más de 15 millones de latinos se han sumado al grupo de votantes elegibles en EEUU, lo cual ha casi duplicado el peso de la comunidad latina en la frágil "balanza" de poder en el país.

Eso no disuade al presidente de la Asamblea, Anthony Rendon, otro demócrata, quien dijo que la Legislatura ve la votación por correo como "la ola del futuro".

“Personalmente creo que los beneficios superarían los costos”, dijo.

El asambleísta Phil Ting, presidente demócrata del Comité de Presupuesto de la Asamblea, dijo que el costo sería un problema. Pero dijo que enviar las boletas por correo podría ahorrar dinero al generar menos lugares de votación en persona y menos personas para dotarlos de personal.

No está claro cómo será la participación electoral final de California. Es probable que el estado establezca un récord para el total de votos emitidos. Pero el porcentaje de votantes registrados que emitieron su voto podría ser menor porque el estado tiene más personas registradas que nunca.

Tres pequeños condados, Alpine, Plumas y Sierra, ya realizan elecciones por correo. Quince condados, incluidos los grandes como Los Ángeles, Orange y Fresno, optaron por comenzar a enviar boletas a todos los votantes registrados bajo la Ley de Elección de Votantes, una ley estatal aprobada en 2016.

Eso hace que el proceso sea más flexible para los votantes y ayuda a los funcionarios electorales a procesar los votos más rápido, dijo Brandi Orth, registrador de votantes del condado de Fresno y presidente de la Asociación de Secretarios y Oficiales Electorales de California.

“Básicamente les proporcionamos cuatro formas diferentes de devolver una boleta”, dijo.

Contáctanos