los angeles

Concejal de Los Ángeles pedirá que LAPD informe sobre todos los tiroteos de sus oficiales

Mónica Rodríguez propuso una moción para que LAPD entregue un informe sobre el estatus de las investigaciones de los tiroteos que involucraron a oficiales de policía en 2021.

A still image taken from an officer's body camera during the Dec. 23, 2021 police shooting at a Burlington store in North Hollywood.

La concejal de la ciudad de Los Ángeles, Mónica Rodríguez este miércoles una moción para que el Departamento de Policía de Los Ángeles redacte un informe sobre todos los tiroteos por parte de sus oficiales en 2021, año que registró la mayor cantidad de tiroteos de LAPD desde 2017.

Según los informes del LAPD el oficial involucrado en el tiroteo actuó de acuerdo con los procedimientos. 

Rodríguez citó el tiroteo del 23 de diciembre en el que murió la niña de 14 años, de Valentina Orellana-Peralta, quien fue alcanzada por una bala perdida disparada por un oficial que apuntaba a un sospechoso de agresión dentro de una tienda de Burlington en North Hollywood.

La moción, que primero irá al Comité de Seguridad Pública, presidido por Rodríguez, solicita un informe con una descripción general de todos los tiroteos ocurridos en 2021, incluido el estado y el cronograma de las investigaciones. Además, hallazgos de incumplimiento de la política de uso de la fuerza de LAPD, en comparación con los de los cinco años anteriores.

En 2021 hubo 37 tiroteos que involucraron a LAPD, 18 de ellos fatales. En 2020, hubo 27 tiroteos policiales y siete personas murieron. En 2019, LAPD alcanzó un mínimo de tres décadas con 26 tiroteos policiales.

Además, aunque los oficiales dispararon sus armas más veces que el año anterior, la cantidad de sospechosos con un arma de fuego durante esos tiroteos disminuyó, dijo el martes el jefe de policía Michel Moore a la Comisión de Policía de Los Ángeles.

“Ver este resurgimiento, así como también el aumento de armas que no son armas de fuego, nos está haciendo hacer una inmersión profunda para identificar qué entrenamiento y qué otras vías debemos seguir”, dijo Moore a la comisión.

De los 37 tiroteos del año pasado, alrededor del 40% de los sospechosos tenían un arma de fuego. Los 22 sospechosos restantes tenían objetos clasificados como armas por el departamento, incluidas armas blancas, vehículos y candados para bicicletas.

En 2020, el 59% de los sospechosos de tiroteos policiales tenían armas de fuego.

“En nuestro análisis inicial del año pasado de tiroteos, notamos un aumento significativo en los casos que involucran armas que no sean armas de fuego. Soy muy consciente de que esta comisión también está extremadamente interesada en aprender más sobre estas circunstancias y qué acciones está tomando el departamento para contrarrestar este aumento”, dijo Moore a la Comisión de Policía.

Moore dijo que el departamento está revisando sus protocolos y políticas de despacho para informes que involucren armas que no sean de fuego.

Agregó que en los últimos cinco años el departamento ha puesto en marcha varias iniciativas para reducir la cantidad de tiroteos policiales, incluidas políticas restrictivas, capacitación y herramientas para brindarles a los oficiales alternativas al uso de sus armas de fuego.

Contáctanos