Arriesgó su estatus legal por una emergencia familiar

La inmigrante indocumentada dijo que se fue con el miedo de nunca poder regresar.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Arriesgo su estatus legal al regresar a su país natal

    Una inmigrante indocumentada arriesgó todo al volver a su país, aún con el miedo de jamés poder regresar a Estados Unidos.

    (Publicado miércoles 18 de septiembre de 2019)

    Una mujer que estaba indocumentada aquí en Estados Unidos, lo arriesgó todo al volver a su país, aun con el miedo de nunca poder regresar por no tener papeles.

    Nelly Elvira Ríos, quien pasó décadas como indocumentada, se vio obligada a regresar a su natal Colombia por una razón muy importante, pero por fortuna desde allí logró conseguir un perdón y obtener la tarjeta de residencia.

    “Mi único sueño era tener una residencia y estar legal”, dijo Ríos.

    Ríos le dijo a Telemundo 52 que pasó 27 años anhelando ese sueño de estar legal en Estados Unidos.

    Para obtener la residencia, pensó que pasarían 10 años más al ser sometida a un castigo, como le explicaron los expertos.

    “Si alguien ha estado en Estados Unidos ilegal tienen que ser castigados por 10 años”, dijo Gustavo Mora, abogado de inmigración.

    Nelly vio su deseo alejarse aún más tras recibir una triste noticia.

    “Me fui porque mi mamá estaba muy enferma, fui a dedicarme a ella”, contó Ríos.

    Dijo que regresó a su natal Colombia aun sabiendo que por no tener papeles existía la posibilidad de no poder volver jamás, pero tras consultar a un abogado, supo que habí una luz de esperanza.

    “Toda persona con esposo o padre ciudadano o residente, o con padres, califica para un perdón”, señaló Mora.

    Y fue así como Ríos logró obtener ese perdón del gobierno, aun estando fuera de Estados Unidos.

    “Lo logré yéndome a mi país”, dijo Ríos.

    “Comprobamos que sería una dificultad extrema para su esposo quien es residente, y pedimos la residencia a través de su hijo ciudadano”, comentó el abogado de Ríos.

    Para recibir ese beneficio, Ríos sometió documentos que comprobaban el estrés emocional de su esposo, quien estaba deprimido y con problemas psicólogicos.

    El trámite normalmente se realiza en cuestión de meses en territorio estadounidense, pero estando en Colombia, a Ríos le tomó alrededor de tres años, sin embargo, durante todo ese tiempo pudo cumplir otro deseo: acompañar al ser que le dio la vida en sus últimos días.

    “Me toco su enfermedad y hace unos días murió”, informó Ríos.

    Y tras su muerte, se hizo realidad el ultimo sueño de su madre.

    “Mi mamá quería que antes de morir estuviera yo con mi familia”, agregó Ríos.

    Y exactamente 22 días después de la muerte de su mamá, viajo Ríos con su visa de inmigrante a Los Ángeles, y en 120 días espera recibir en el correo su residencia o tarjeta verde.