Estiman pérdidas millonarias por inundaciones catastróficas en EEUU

Seis estados del centro-norte del país quedaron destrozados tras el paso del ciclón bomba.

DÍAS
HORAS
MINUTOS
SEGUNDOS

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Pence recorre zona afectada por inundaciones

    Han calculado las pérdidas por las lluvias e inundaciones en miles de millones de dólares. (Publicado miércoles 20 de marzo de 2019)

    El lento descenso de las aguas en las zonas inundadas de seis estados de EEUU comienzó el martes a descubrir los altos costos que tendrá la reconstrucción, estimada por fuentes oficiales en varios miles de millones de dólares, en medio de las tareas de rescate y ayuda a los damnificado.

    Las inundaciones, causadas por una fuerte tormenta invernal o "ciclón bomba" que afectó el Medio Oeste del país la semana pasada, han dejado al menos tres muertos, dos desaparecidos y miles de personas evacuadas.

    El desastre, según informó el martes el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de EEUU, dañó decenas de diques y afectó unas 200 millas y sistemas de riego.

    Además, el agua llegó a un nivel sin precedentes históricos en 42 localidades de los seis estados inundados.

    Sube cifra de muertos por inundaciones históricas

    Sube cifra de muertos por inundaciones históricas

    Lluvias y nieve derretida han provocado peligrosos niveles de agua en el centro-norte del país.

    (Publicado lunes 18 de marzo de 2019)

    "Este es claramente el desastre de más extensión que hemos tenido en la historia de nuestro estado", señaló el gobernador de Nebraska, Pete Ricketts.

    Por lo menos 64 de los 93 condados se encuentran en estado de emergencia en Nebraska, donde se calculan pérdidas en agricultura y ganadería por más de mil millones de dólares.

    Ricketts recibió el martes al vicepresidente, Mike Pence, para evaluar juntos los daños.

    Por lo pronto 14 puentes de importancia, así como unas 186 millas, necesitarán reparaciones o reconstrucción por "cientos de millones de dólares", según Kyle Schneweis, director del Departamento de Transporte de Nebraska (NDOT, en inglés).

    Más personas desalojadas en EEUU por lluvias

    [TLMD - LV] Más personas desalojadas en EEUU por lluvias

    Fuertes lluvias y nieve derretida han provocado peligrosos niveles de agua en riachuelos y ríos alrededor de varios estados.

    (Publicado domingo 17 de marzo de 2019)

    El gobernador Ricketts calificó la situación de "desastre total" y de "inundaciones catastróficas" y solicitó la generosidad de la población para ayudar a aquellos que ya no podrán regresar a sus viviendas.

    Los estragos se extendieron a toda la zona por la que corre el río Missouri, incluyendo Dakota del Sur, Iowa, Wisconsin, Missouri y Kansas, que también enfrenta un largo y costoso período de recuperación, según fuentes locales.

    La pequeña localidad de Pacific Junction, en el oeste de Iowa y con sólo 471 residentes, fue totalmente destruida por la crecida del río Missouri, con daños por varios millones de dólares solo en ese lugar.

    La gobernadora de Iowa, Kim Reynolds, declaró 15 condados como zona de emergencia y urgió a los residentes de esas áreas a que colaboren con autoridades locales y estatales para determinar la magnitud de las pérdidas.

    Impresionante video: ráfaga de viento tumba un camión

    [TLMD - LV] Impresionante video: ráfaga de viento tumba un camión

    Los fuertes vientos del ciclón bomba volcaron un camión con tráiler que circulaba por una carretera cerca de Amarillo, en Texas.

    (Publicado jueves 14 de marzo de 2019)

    Reynolds también activó el Programa de Subsidios de Ayuda, que provee hasta $5,000 a familias de bajos ingresos desplazadas por las aguas, y el Programa de Respuestas a Desastres, que provee ayuda estatal a quienes la inundación dejó "en condiciones adversas".

    Mientras tanto, en Missouri, el gobernador Mike Parson urgió a los residentes a "tener cuidado" en las zonas inundadas porque en ese estado la inundación aún no llegó a su nivel máximo, esperado para esta semana.

    Como precaución, el estado cerró 104 carreteras y se aceleró el proceso de reforzar lugares claves con paredones de bolsas de arena para reducir el impacto del agua.