Compran la "casa de la tortura" a través de subasta en línea

La policía asegura que en este lugar, varios niños eran golpeados y privados de comida.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Compran la "casa de la tortura" a través de subasta en línea

    Una casa en el sur de California, donde las autoridades aseguran que una pareja torturó a la mayoría de sus 13 hijos, se vendió en una subasta en línea.

    El diario The Press-Enterprise informó que la casa de cuatro habitaciones en la ciudad de Perris, en el Condado Riverside, se vendió el miércoles por $310,360 a un comprador no identificado.

    La casa fue evaluada recientemente a $353,138 por el Condado.

    Las autoridades detuvieron a los sospechosos David y Louise Turpin el año pasado después de que su hija de 17 años escapara de la casa y llamara al 911. Ambos se declararon inocentes de tortura y otros delitos y están detenidos con una fianza de $12 millones.

    Las autoridades han dicho que algunos de los niños fueron encadenados a sus camas, golpeados y privados de alimentos.

    Aseguran además que los niños, que tenían entre 2 y 29 años, estaban tan desnutridos que los mayores de edad parecían niños. El hermano mayor pesaba solo 82 libras cuando fue descubierto, dijeron las autoridades.

    En una entrevista de 2018 en el programa "Today", la tía de los niños dijo que sus sobrinas y sobrinos enfrentaban una existencia extremadamente estricta. "No se les permitió tener citas. No tenían una vida social. No se les permitía ver la televisión. No se les permitía hablar por teléfono o tener amigos, las cosas normales que hacen los niños", dijo la hermana de Louise Turpin, Teresa Robinette.

    En noviembre, las autoridades del condado dijeron que los niños, que ahora tienen entre 3 y 30 años, estaban bajo el cuidado del personal de Servicios de Protección Infantil y Servicios de Protección para Adultos del condado.

    La mayoría de ellos fue hospitalizados el año pasado en enero para recibir tratamiento, pero desde entonces fueron dados de alta y colocados en instalaciones residenciales no reveladas, según funcionarios del condado.

    Las autoridades dijeron en ese momento que solo la niña de 3 años de edad parecía gozar de buena salud. 

    The Press-Enterprise dijo que los supuestos delitos no se mencionaban en los documentos adjuntos a la lista de propiedades.