Muerte y destrucción por tornados

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Twitter.

    WASHINGTON, Illinois-- Decenas de tornados y tormentas eléctricas intensas azotaron el domingo el centro de Illinois y otras partes del centro-norte de Estados Unidos, arrasando con barrios enteros, volcando automóviles y arrancando árboles de raíz. Por lo menos cinco personas murieron. El estado de Illinois se llevó la peor parte de la furia de esta cadena de tornados, inusualmente poderosos por tratarse del fin de la temporada. En todo el estado hubo decenas de heridos. Incluso las autoridades del estadio Soldier Field de Chicago ordenaron evacuar una zona de las gradas y retrasaron un juego de fútbol americano, entre los Bears locales y los Ravens de Baltimore. "Todo el barrio desapareció. Las paredes de mi chimenea son todo lo que queda de mi casa", dijo Michael Perdun en una entrevista con The Associated Press el domingo por la tarde. Perdun habló mediante su teléfono celular desde el poblado de Washington, en el centro de Illinois, donde el meteoro destruyó el barrio en cuestión de segundos. "Salí y lo oí venir. Mi hija ya estaba en el sótano, así que corrí escaleras abajo y la agarré, me agaché en el cuarto de lavado y de repente pude ver la luz del día por la escalera, pues mi casa se había ido", agregó. Un hombre mayor y su hermana murieron alrededor del mediodía cuando un tornado dañó su casa en la comunidad rural de New Minden, en el sur de Illinois, informó Mark Styninger, el médico forense del condado. Una tercera persona murió en Washington, mientras que otras dos murieron en el condado de Massac, en la parte más sureña del estado, dijo Patti Thompson, una integrante de la oficina de manejo de emergencias de Illinois. No dio detalles. Con problemas de comunicación y muchos caminos intransitables, no estaba claro cuántas personas resultaron muertas o heridas. La Guardia Nacional de Illinois dijo que había enviado 10 bomberos y tres vehículos al poblado rural de Washington para ayudar en las operaciones de recuperación y búsqueda. En Washington, una comunidad de 16.000 personas, cuadras enteras de casas fueron arrasadas. El policía estatal de Illinois Dustin Pierce dijo que el tornado dibujó un camino de destrucción de un extremo al otro de la población, derribando líneas eléctricas, rompiendo las tuberías de gas y arrancando techos. Una tienda de partes automovilísticas con varias personas en el interior quedó reducida a un montón de ladrillos, metal y escombros. Un automóvil estropeado, con su parabrisas empalado por una pieza de madera, fue lanzado por el tornado al lado de la tienda. A pesar de la devastación, todos los empleados lograron salir de los escombros ilesos, dijo Pierce. "Fui para allá inmediatamente después del tornado, caminando entre los barrios, pero ni siquiera podía saber en qué calle estaba yo", dijo Alderman Tyler Gee a la televisora WLS-TV. "Simplemente todo estaba arrasado: algunos de los barrios de la población, cientos de casas", agregó. Unos 90 minutos después de que el tornado destruyó varias casas en el poblado de Washington, la tormenta oscureció los cielos del centro de Chicago. A medida que la lluvia y los vientos fuertes azotaban a la zona, los directivos del Soldier Field pidieron a los aficionados que evacuaran las gradas y ordenaron a los Bears y a los Ravens que abandonaran el campo de juego. Permitieron a los aficionados volver a sus asientos poco después de las 2 de la tarde y el partido se reanudó después de un retraso de dos horas. --- Babwin reportó desde Chicago. Los periodistas de The Associated Press Sophia Tareen en Chicago, Ken Kusmer y Tom LoBianco en Indianápolis, Ed White en Detroit y Amy Forliti en Minneapolis colaboraron para este despacho.