Golpe al lavado de dinero en el centro de L.A.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Foto: United States Attorney's Office

    LOS ÁNGELES (California) - Más de 1,000 agentes del orden participaron en un operativo calificado como sin precedentes en el centro de Los Ángeles, donde arrestaron a nueve personas y confiscaron más de 65 millones de dólares, presuntamente relacionados con lavado de dinero con el Cartel de Sinaloa y otros carteles mexicanos.

    El Operativo Fashion Police, en el que también se confiscó más de 35 millones de dólares en efectivo y se emitió docenes de órdenes de arresto y cateo, fue considerado por la procuradora general de California Kamala Harris como un "golpe probablemente histórico" contra el narcotráfico.

    "Esto va a crear un enorme hoyo en las operaciones de estas organizaciones criminales transnacionales, va a debilitarlos de manera significativa", dijo Harris en una conferencia de prensa.

    El operativo, realizado en la zona de negocios de prendas conocido como el Distrito de Modas, fue realizado por agentes federales, estatales y locales.

    Los acusados lavaban dinero obtenido de la venta de cocaína, heroína y metanfetamina a través de mercancía que era enviada de Estados Unidos a México. Las transacciones eran realizadas por intermediarios, que luego de vender los bienes en México, entregaban el dinero a los carteles. De esta manera, el dinero probablemente derivado de venta de drogas no salía de Estados Unidos sino que era usado para comprar más bienes, a través de tiendas como las del Distrito de Modas, y así completar el círculo del lavado del dinero, de acuerdo con las autoridades.

    Robert Dugdale, asistente del jefe de la División Criminal del Oficina del Procurador General, dijo que otros carteles mexicanos probablemente estaban involucrados pero no dio más detalles porque la investigación continúa.

    Las autoridades también dijeron que están buscando a otros presuntos involucrados, incluyendo tres sospechosos en México.

    El operativo ocurrió luego de que las autoridades federales presentaran tres demandas contra sospechosos por asociación ilícita para lavar de dinero y otros cargos sobre violaciones financieras.

    Una de estas demandas alega que el Cartel de Sinaloa usó un negocio en el Distrito de Modas para aceptar y lavar dinero proveniente de pagos por el rescate de un estadounidense al que secuestró. El secuestrado, un ex distribuidor de drogas, fue tomado como rehén y torturado en un rancho en Culiacán, Sinaloa, dijeron las autoridades.

    Los familiares del rehén pagaron un rescate de 140,000 dólares, que entregaron a una tienda en el Distrito de Modas y que luego fue repartido a otros negocios de la zona en montos menores para evadir a la ley y las autoridades, de acuerdo al expediente.

    Los Ángeles se ha convertido en el "epicentro" del lavado de dinero del narcotráfico, agregó Dugdale, por lo que las autoridades también están enfocando sus esfuerzos en esta zona.

    El Distrito de Modas y otras zonas financieras con gran presencia hispana han servido para lavar dinero desde hace mucho tiempo, agregó Dugdale, pero este intercambió ilícito ha aumentado desde el 2010, cuando México aprobó regulaciones financieras. Desde entonces, carteles han buscado otras maneras de lavar dinero, una de las cuales como lo están haciendo en Los Ángeles, que fue lo que los carteles colombianos hicieron otrora, agregó Dugdale.