Republicanos trabajan en la reforma

Congresistas republicanos están trabajando en un plan para crear un programa de visas que permita que lleguen al país más trabajadores.

Republicanos trabajan en la reforma
Crédito: Getty
Por AP 4 de agosto de 2014

WASHINGTON-- La iniciativa de reforma migratoria ha permanecido inactiva en la Cámara de Representantes desde hace meses, pero algunos republicanos trabajan tras bambalinas para avanzar en ella mientras el Capitolio se encuentra inmerso en un pleito partidista sobre el gasto público y la ley de salud del presidente Barack Obama.
El presidente de la Comisión Judicial de la Cámara Baja, el republicano Bob Goodlatte, ha estado discutiendo posibles estatus legales para los casi 11 millones de inmigrantes que viven sin permiso en Estados Unidos. También ha estado trabajando con el líder de la mayoría en la cámara Eric Cantor, republicano de Virginia, en una propuesta para ofrecer la ciudadanía a los inmigrantes que llegaron al país siendo niños.
Los congresistas republicanos Raúl Labrador y Ted Poe están trabajando en un plan para crear un programa de visas que permita que lleguen al país más trabajadores menos calificados.
Goodlatte y el presidente de la Comisión de Seguridad Nacional de la cámara, el representante republicano Mike McCaul no descarta las esperanzas de que algo ocurra a finales de octubre con una serie de proyectos de ley migratorios que ya aprobaron sus comités.
"Pensaría que será el próximo punto de la agenda después de que hayamos terminado con este desastre", dijo McCaul la semana pasada, en referencia a las amargas divisiones en torno a la ley de salud, el nivel de gasto público y creciente la deuda federal.
Los demócratas en la Cámara de Representantes se están impacientando y planean presentar su propia legislación.
Los Senadores aprobaron una iniciativa en junio que ofrecía una ruta a la ciudadanía a millones.
La atención de los líderes republicanos en la Cámara de Representantes parece que permanecerá centrada de lleno en los litigios presupuestales hasta que se resuelvan, dejando a la inmigración en un segundo plano durante algún tiempo. Pero los legisladores y defensores insisten en que a tres meses de que el Senado, donde los demócratas son mayoría, aprobara un proyecto de reforma migratoria, el tema está mostrando señales de vida en la Cámara de Representantes, donde los republicanos dominan.
"Aunque parezca que todos en Washington están concentrados en una cosa, se está trabajando en otras cuestiones bajo el radar", dijo Tamar Jacoby, director de ImmigrationWorks USA, una coalición de pequeños negocios que apoya la legislación migratoria integral.
Goodlatte ha dejado claro que quiere ver el problema resuelto.
John Boehner, republicano de Ohio, y otros miembros de Cámara Baja también apoyan la resolución de un problema que se ha convertido en un lastre político para su partido.
Aunque Goodlatte ha sido muy franco acerca de su deseo de presentar una iniciativa al pleno tan pronto como sea posible, los líderes de la Cámara de Representantes han sido más prudentes, sumándose a la incertidumbre sobre si o cuándo en realidad sucederá algo.