Nuevos disturbios y arrestos en Ferguson

Nuevos disturbios y arrestos en Ferguson

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE
    Decenas de personas se concentraron la noche del lunes en la avenida West Florissant de Ferguson, epicentro de los disturbios que siguieron a la muerte de Brown hace un año, en una protesta que dejó de ser pacífica en torno a las 11:00 p.m.

    La policía arrestó a alrededor de dos decenas de personas en Ferguson durante una protesta que se prolongó hasta el martes por la madrugada en conmemoración del aniversario de la muerte del joven negro Michael Brown a manos de un policía blanco, aunque no se repitieron los hechos de violencia que empañaron las manifestaciones durante el fin de semana.

    No hubo disparos, hurtos, saqueos ni daños materiales durante la manifestación en la avenida West Florissant, dijo el vocero policial Shawn McGuire. Esa arteria del suburbio de St. Louis ha sido escenario de meses de protestas masivas, a veces violentas. Pero el lunes por la noche no hizo falta apelar a gases lacrimógenos y no se reportaron heridos ni policías ni civiles, dijo McGuire en una declaración. A eso de la 1 de la mañana los grupos se dispersaron.

    McGuire dijo que se efectuaron 23 arrestos, aunque la policía todavía no había contabilizado la cifra total.

    La concentración se produjo unas 24 horas después que una manifestación en la avenida West Florissant se vio interrumpida por disparos y una balacera policial que dejó a un joven de 18 años herido de gravedad, lo que volvió a agravar las tensiones en el suburbio de St. Louis.

    Video: Nuevos disturbios y arrestos en Ferguson

    Video: Nuevos disturbios y arrestos en Ferguson
    Algunos manifestantes lanzaron botellas contra los agentes mientras estos trataban de dispersar las protestas para evitar una nueva noche de violencia como la del domingo. (Publicado lunes 10 de agosto de 2015)

    El director ejecutivo del condado de St. Louis, Steve Stenger, proclamó el estado de emergencia, una situación que autoriza al jefe de policía del condado, Jon Belmar, a tomar el control del manejo de emergencias de la policía en el interior y los alrededores de Ferguson.

    Este cuerpo sustituye en esa labor a los agentes locales, muy cuestionados por sus supuesta discriminación y violencia contra la población negra.

    Hershel Myers Jr., un residente de Ferguson de 46 años, criticó la respuesta policial por agresiva e innecesaria. Alrededor de la una de la madrugada, el número de manifestantes y la presencia policial en West Florissant habían empezado a disminuir. 

    [Te puede interesar: “El Chapo” habría recibido privilegios en prisión]

    Al menos 57 fueron detenidos en la mañana en una concentración frente a un juzgado federal que pedía la disolución del Departamento de Policía de Ferguson. Por la tarde, los manifestantes lograron cortar la interestatal 70 en hora punto, aunque la situación no tardó en volver a la normalidad.

    Las autoridades del condado declararon el estado de emergencia por el "potencial de daños a personas y propiedades" después de que la violencia volviera en la noche del domingo a las calles de la ciudad.

    Un joven identificado como Tyrone Harris Jr., de 18 años, resultó gravemente herido por disparos de la policía local la noche del domingo y continúa hospitalizado en estado crítico.

    La policía había estado vigilando a Harris durante la protesta por la sospecha de que estaba armado, agregó el funcionario. 

    Durante la balacera, Harris cruzó la calle y aparentemente vio a agentes de civil llegando en una camioneta sin rotular con las distintivas luces rojas y azules de la policía, explicó Belmar. Presuntamente el sospechoso habría disparado contra la ventanilla del auto.

    Los cuatro agentes que iban a bordo respondieron los disparos y persiguieron al supuesto tirador a pie. El joven volvió a disparar a la policía al verse atrapado en una zona cercada, apuntó el responsable, y los cuatro abrieron fuego.

    [Te puede interesar: Maluma supera reto de Daddy Yankee]

    Harris estaba en estado crítico tras una operación. Los fiscales del condado de St. Louis anunciaron el lunes 10 cargos en su contra: cinco por acción criminal con arma de fuego, cuatro cargos de ataque en primer grado contra un agente de la ley y uno por posesión de arma. Los 10 son delitos graves.

    Los cuatro agentes de la camioneta, que vestían chalecos antibalas, salieron ilesos. No llevaban cámaras corporales, apuntó.

    Pero el padre de Harris dijo que la versión policiaca de los hechos era "un montón de mentiras". Indicó que dos muchachas que estaban con su hijo le dijeron que estaba desarmado y que había quedado en medio de una disputa entre dos grupos de jóvenes.

    Registros judiciales digitales muestran que Tyrone Harris Jr. fue acusado en noviembre de robar un vehículo y un arma, además de resistencia al darse a la fuga. La vista del caso está prevista para el 31 de agosto.

    [Te puede interesar: Insólito: estudiante se toma selfie con moribunda]

    Belmar dijo que el sospechoso que disparó a los agentes tenía una pistola de 9 mm semiautomática que fue robada el año pasado de Cape Girardeau, Missouri.

    El jefe policial realizó una distinción entre pistoleros y manifestantes."Son delincuentes", dijo acerca de los implicados en la balacera. "No son manifestantes".

    Esos incidentes ensombrecieron una jornada de marchas pacíficas por el aniversario de la muerte de Brown, un suceso que desató los peores disturbios raciales en décadas y abrió un nuevo capítulo en la lucha por los derechos civiles en Estados Unidos.

    La muerte de Brown, hace un año, situó en el centro del debate la violencia y discriminación policial contra los negros en Estados Unidos y supuso el nacimiento de un nuevo movimiento social bajo el lema "Black lives matter" ("Las vidas de los negros importan").  

    En otro tema de interés: Preocupa delgadez de Anna Kournikova  Haz click aquí  o presiona en la foto.