Familia de Long Beach se inunda de tragedia

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    AP
    La muerte de una pequeña se hace aún más dolorosa al declararse que fue un homicidio.

    La Oficina Forense de Los Angeles declaró que la muerte de una pequeña de solo 10 años de edad es un homicidio. La víctima es Joanna Ramos, era residente de Long Beach y estudiante de la escuela primaria Willard. Esta tragedia supuestamente es resultado de una pelea a golpes, que la menor tuvo con una compañera por tener la atención de un jovencito. La pequeña Joanna salió con vida de la pelea, pero después se quejó de un dolor de cabeza y vómito. Fue llevada a un hospital y hasta fue sometida a una cirugía, pero terminó falleciendo. Hasta el momento no se ha informado exactamente que causo su muerte, ni tampoco hay confirmación de arrestos.