Familia en extrema pobreza recibe sorpresa