Tarjetas prepagadas: la herramienta favorita de los estafadores

El uso de estas tarjetas para cometer fraudes ha aumentado en un 270 por ciento.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Estafa con tarjetas de regalo

    Aunque son muy útiles cuando estamos en busca de un regalo rápido y fácil de adquirir, las tarjetas de regalo se han convertido en la herramienta favorita de los estafadores. (Publicado viernes 19 de octubre de 2018)

    Las tarjetas prepagadas son el regalo perfecto para esas personas a las cuales no sabemos que regalarles. Pero también son la herramienta favorita que usan los estafadores para robar dinero.

    De acuerdo a la Comisión Comercial de Comercio, el uso de estas tarjetas para cometer fraudes ha aumentado en un 270 por ciento en los últimos tres años.

    Una manera en la que los estafadores engañan a las personas y les roban su dinero es haciéndose pasar por trabajadores del IRS.

    Connie Ramirez dice que a ella le llamaron fingiendo ser del IRS y le dijeron que les debía dinero.

    “[El IRS fingido dijo] que les debía mucho dinero y que tenía que pagarles y luego tenía que llamarles para que me dieran información,” dijo Ramirez.

    Las autoridades dicen que los estafadores les dicen a sus víctimas que pueden pagar de inmediato comprando una tarjeta prepagada en una farmacia.

    Otra manera que los estafadores usan para robar dinero es diciendo que están llamando de la compañía de electricidad, como fue el caso de Juan Pineda, quien es dueño de un taller mecánico.

    A Juan le dijeron que andaba una brigada del departamento de luz cerca de su taller y que si no hacía el pago inmediatamente le iban a cancelar el servicio de luz.

    Estos estafadores son hábiles y saben cómo aprovecharse de sus debilidades y convencerlo de que a menos que pague, habrá consecuencias serias.

    Una vez que los impostores tienen el código de la tarjeta, el dinero es de ellos; haciéndolo imposible de rastrear los fondos.

    Recuerde que ninguna agencia del gobierno solicita o acepta esta forma de pago. Así que si alguien le pide comprar tarjetas prepagadas para pagarle al gobierno o a proveedores de servicios, cuelgue de inmediato porque está ante un fraude.

    Y si cae víctima de los estafadores, repórtelo en cuanto antes. Llame a la compañía que emite la tarjeta prepagada y dígasle que fue víctima de fraude. También notifique a la Comisión  Federal de Comercio ya que así las autoridades podrán lanzar una investigación y detener a los impostores.