Niño casi pierde la vida por crianza de abejas de vecinos

Desde el 2015, es legal la crianza de abejas en Los Ángeles, pero hay reglas.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Existen reglas para personas que tienen crianzas de abejas

    Abejas picaron a un niño que estaba alérgico a estos insectos, poniendo su vida en peligro. El equipo de Telemundo 52 Responde Los Ángeles nos dice sobre las reglas que existen para aquellas personas que tienen estas crianzas de abejas.

    (Publicado martes 7 de noviembre de 2017)

    Una familia vive aterrorizada por las abejas que sus vecinos han criado por años, ya que su hijo tiene un alergia severa, que podría hasta quitarle la vida.

    La crianza de abejas en los jardines de Los Ángeles es legal desde el 2015, pero existen regulaciones importantes que se tienen que seguir para evitar cualquier peligro.

    David Celis, de 9 años, juega con frecuencia al aire libre, pero fue hace unos meses que salir le ha causado gran ansiedad  y es porque afuera de su departamento existen multiples panales de abejas.

    "En menos de un minuto el niño se hizo como un pescado, bien feo, se le saltan los ojos, se le cambia totalmente el rostro, se inflama, se llena de ronchas bien feo", dijo Yolanda Celis, la mamá de David.

    La última vez que sufrió David una picadura fue cuando se metió una abeja a su cuarto por la ventana y le pico en el dedo del pie. 

    El niño se salió corriendo del cuarto diciendo que no se quería morir, se agarró la garganta y no podía respirar mucho, dijo la mamá de David.

    Preocupada por el niño, Yolanda decidió llamar al municipio. Al llegar, las autoridades se llevaron 4 cajas de abejas de criadero dejando solo un panal.

    Actualmente, la ley municipal de Los Ángeles permite la apicultura en jardines residenciales, pero los dueños deben registrar sus panales con la comisión de agricultura del condado para proteger a los vecinos.  

    La regla es que los panales estén atrás de las casas, por lo menos 5 pies de distancia de la orilla de la propiedad y a 20 pies de cualquier calle o banqueta, además debe haber una fuente de agua cercana, y bardas de al menos 6 pies de altura, para evitar que las abejas vuelen hacia otras propiedades.  La señora Silvia Andrade es una de las vecinas que tenía panales sin autorización de la ciudad.

    "Nosotros no sabíamos de lo que le pasaba al niño, pero desde que nos dijo, enseguida buscamos y pusimos remedio en eso", dijo Andrade.

     Sin embargo las cámaras del equipo de Telemundo 52 Responde Los Ángeles captó que en la casa de a lado, aún había un panal dentro de la pared del cobertizo. Las autoridades ya están al tanto de este caso.