Anuncio por Facebook se convirtió en un fraude

Un hombre contactó a un terapista pero terminó con una amenaza de deportación.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Anuncio en Facebook se convirtió en un fraude

    El señor Hernández estaba buscando un masajista, pero tras llamar y pedir información, lo empezaron a acusar de pedofilia y amenzarlo con la deportación. Azalea Iñiguez tiene los detalles. (Publicado lunes 16 de julio de 2018)

    Un hombre que acudió a la red social de Facebook para encontrar a un masajista terminó siendo víctima de en un fraude que le costó $8,595.

    El Señor Hernández dijo que él trabaja de noche y que estaba cansado y buscaba a un terapista para que le diera un masaje de espalda. Al encontrar a alguien en un anuncio de Facebook, llamó, pero recibió una foto de una mujer desnuda.

    Al ver la foto, el sr. Hernández y su esposa se molestaron y de inmediato la borraron, pero pocos días después, empezaron a recibir llamadas supuestamente de la policía. Según Hernández, la persona que le llamó dijo que tenía una orden de deportación, y lo acusaron de pedofilia.

    Hernández les dijo que todo era un error, y los estafadores entonces le dijeron que iban a investigar la situación pero para no arrestarlo, tendría que pagar una fianza por él y su esposa.

    La víctima les envió $3,100 dólares, además otros $3,100 que pidieron por su esposa.

    Los supuestos investigadores les pidieron hacer dos envíos separados, uno por Western Union y otro por Moneygram, a Nueva York, y a República Dominicana.

    “Me asusté pues porque, me regañaron, me dijeron, ‘¿tienes papeles? Sí, pues no importa, porque es nuestro país. No eres nada. Tú no eres nacido aquí, y puedes ser deportado a tu país,’” agregó Hernández.

    Después de esta llamada, Hernández, envió más dinero, un total de $8,595, pero las llamadas pidiéndole dinero siguieron y fue entonces que decidió entregarse.

    Pero para su sorpresa, cuando el señor Hernández fue con la policía en vez de arrestarlo, le dijeron que había sido una víctima de fraude.

    Desde este incidente, la víctima, eliminó sus cuentas de las redes sociales y no piensa abrir más cuentas.

    Es importante saber que si las autoridades tienen motivos de arrestarlo o deportarlo, nunca le van a llamar para alertarlo, y mucho menos le pedirán pagos por envío electrónico. Si recibe una llamada como el señor Hernández, está frente a un fraude, y debe de colgar de inmediato.