Después de perder todo en el incendio Woolsey, encuentran refugio en San Diego

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Después de perder todo en el incendio Woolsey, encuentran refugio en San Diego

    Algunas personas escapando el peligro y destrucción de los incendios en los condados de Ventura y Los Ángeles están buscando refugio en el Condado de San Diego.

    Cuando Dylan y Madison Reid recibieron una orden de evacuación el 8 de noviembre, se fueron a una casa de una amiga en Malibu. Sin embargo, no fue lo suficientemente lejos para escapar el Incendio Woolsey de casi 100,000 acres que también obligó a residentes de Malibu a huir de las llamas.

    Justin Sullivan/Getty Images

    Entonces, la pareja, con sus dos hijos, decidieron ir a Carlsbad para poder respirar aire fresco y escapar el peligro.

    “Estábamos tratando de escapar el fuego que veíamos, y eso fue espantoso porque estábamos atrapados”, dijo Dylan.

    El Incendio Woolsey ha destruido por lo menos 435 estructuras y ha obligado a residentes de por lo menos 75,000 viviendas a evacuar. Desde el miércoles, el 14 de noviembre, estaba 47% contenido. Se anticipa que será contenido al 100% para el domingo.

    Los Reid’s compraron la casa de sus sueños en el vecindario de Agoura Hills en Seminole Springs después de la universidad.

    Es el lugar en donde han criado a sus tres hijos y donde han creado memorias.

    “Tenía mi vestido de novia que les quería enseñar a mis hijas algún día. Cada cosa sentimental. Las cosas de mi abuela, joyas, ya no están”, dijo Madison.

    “Toda nuestra comunidad de amigos. Todos perdimos nuestros hogares. No solo era nuestra casa, era un vecindario entero”, dijo Dylan.

    A pesar de haber perdido su casa, dicen que tienen las tres cosas más importantes en sus vidas – sus hijos.

    Dijeron que están preocupados por los peligros que los esperan.

    “Me preocupa la calidad del aire, para los niños y nosotros”, dijo Madison.

    La pareja dijo que sí tienen seguro de incendios y esperan poder regresar durante el fin de semana para ver si algo se pudo salvar y para reunirse con un ajustador de seguros para ver que está cubierto para que puedan construir de nuevo.