Comienzan los preparativos para la visita de Donald Trump

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Salah y los suyos retan al anfitrión
    NBC 7

    Se espera que el presidente Donald Trump haga una parada en el condado de San Diego la próxima semana para realizar un recorrido por los prototipos de su muro fronterizo propuesto.

    La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, confirmó el miércoles que el presidente Trump visitará California la próxima semana. La visita será la primera vez del presidente en el estado de la costa oeste desde que asumió el cargo en noviembre pasado.

    Durante su gira por California, se espera que Trump recorra los prototipos que fueron completados en octubre para determinar qué tipo de barrera utilizaría la Administración para construir un muro a lo largo de la frontera entre México y Estados Unidos. El proyecto aún no ha recibido fondos del Congreso para un muro a gran escala como se había propuesto.

    El Departamento del Alguacil de San Diego (SDSO) confirmó en un comunicado el miércoles que estaban asegurando el área del prototipo de la Mesa de Otay en preparación tanto de los manifestantes como de los partidarios del proyecto.

    "En preparación para las manifestaciones y en un esfuerzo por proteger los derechos de los ciudadanos a protestar pacíficamente, la oficina del alguacil ha solicitado y se le han otorgado 'Restricciones temporales de área'", decía la declaración de SDSO.

    Las personas no podrán traer armas de fuego, cuchillos, gas pimienta, escudos, postes y otros artículos cerca del área del prototipo durante la visita del Presidente y el estacionamiento será limitado.

    Las primeras medidas de seguridad se estaban instalando el jueves.

    Cada prototipo mide aproximadamente 30 pies de alto y 25 pies de ancho y está hecho de varias sustancias, cuatro de concreto y cuatro de otros materiales, para determinar cuáles serían los mejores elementos disuasivos, de acuerdo con la Aduana y Protección Fronteriza (CBP) de los EEUU.

    Trump solicitó al Congreso $ 1,600 millones para la primera entrega de su muro. Reemplazaría 14 millas en San Diego y construiría 60 millas, o 96 kilómetros, en el Valle de Rio Grande de Texas, el corredor más concurrido para cruzar.

    La visita del presidente a California tendrá lugar una semana después de que la administración Trump entabló una demanda contra tres leyes de California que, entre otras cosas, impiden que la policía pregunte a las personas sobre su estado de ciudadanía o que participen en actividades federales de inmigración.