Arrestan en Los Ángeles a sospechosos de narcotráfico

Están acusados de contrabandear desde México a nombre del Cártel de Sinaloa.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Duro golpe al Cartel de Sinaloa en Los Ángeles

    Un operativo por agentes federales resultó en el arresto de 20 personas acusadas formalmente de contrabandear grandes cantidades de drogas a Estados Unidos desde México en nombre del Cártel de Sinaloa.

    (Publicado jueves 9 de agosto de 2018)

    Autoridades del condado de Los Angeles arrestaron el miércoles a 20 personas acusadas  formalmente de contrabandear grandes cantidades de drogas a Estados Unidos desde México en nombre del Cártel de Sinaloa. 

    Las personas arrestadas por miembros de la Fuerza de Ataque de Los Ángeles estaban entre los 57 acusados ​​mencionados en tres acusaciones que fueron reveladas esta mañana, dijo Paul Delacourt, subdirector a cargo del FBI en Los Ángeles. 

    Varios arrestos en operativo contra las drogas

    [TLMD - LA] Varios arrestos en operativo contra las drogas
    Un operativo conjunto puso al descubierto una red de narcotraficantes en el área de Los Ángeles.
    (Publicado miércoles 8 de agosto de 2018)

    "Esta mañana, unos 250 agentes, oficiales y diputados de múltiples agencias del orden público ejecutaron 30 órdenes de arresto y cinco órdenes de allanamiento en todo el condado de Los Ángeles", dijo Delacourt. 

    "Este esfuerzo fue la culminación de una investigación de tres años dirigida a múltiples organizaciones de narcotráfico involucradas en el transporte de grandes cantidades de drogas desde México hasta el área de Los Ángeles y otras ciudades en todo Estados Unidos", dijo Delacourt. 

    Dos de los acusados ​​ya se encontraban bajo custodia del estado y hoy serán entregados a las autoridades federales. Los restantes 35 acusados se encuentran prófugos y se cree que la mayoría de ellos están en México, dijo Delacourt. 

    La investigación, conocida como la Operación Narconetas, se enfocó en tres organizaciones de tráfico de drogas que transportaban cantidades masivas de cocaína, metanfetamina y heroína desde México hasta el área metropolitana de Los Ángeles y otros lugares en todo Estados Unidos, dijeron las autoridades. 

    La investigación reveló que los operarios del Cártel de Sinaloa trasladaban drogas al norte de México y los  acusados ​la transportaban a los Estados Unidos, a menudo usando vehículos con compartimientos ocultos. 

    Una de las acusaciones alega que el dinero generado por la venta ilegal de drogas en los Estados Unidos fue transportado en grandes cantidades desde los Estados Unidos a México. 

    Office of the Special Narcotics Prosecutor For the City of New York

    Como resultado de la Operación Narconetas, las autoridades confiscaron alrededor de 850 libras de metanfetamina, casi una tonelada de cocaína, 93 libras de heroína, casi 50 libras de marihuana y 1,42 millones de dólares en moneda estadounidense. 

    La investigación de la Fuerza de Ataque de Los Ángeles fue dirigida por el FBI, en asociación con la Administración para el Control de Drogas (DEA). 

    Las agencias participantes incluyeron el Departamento de Policía de Los Ángeles, la Unidad de Investigación Criminal del IRS, el cuerpo de Investigación del Departamento de Inmigración y Aduanas (ICE), Servicio de Alguaciles de los Estados Unidos, el Buró de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF), la Patrulla de Caminos de California (CHP), y los departamentos de policía de Torrance, Glendale, Pomona, Fullerton y Azusa. 

    Los miembros de la fuerza de ataque descubrieron varias organizaciones sofisticadas de narcotráfico internacional que regularmente transportaban drogas a través de la frontera entre México y Estados Unidos y, a veces, almacenaban drogas en “escondites” en ciudades del sur del país, dijeron las autoridades. Las drogas luego se distribuyeron en todo Estados Unidos. 

    Fuerza de Ataque de Los Ángeles se formó en 2014 para apuntar a los cárteles de la droga mexicanos que utilizan la región metropolitana de Los Ángeles como un centro principal para la distribución de narcóticos en todo Estados Unidos.