Tragedia aérea en Etiopía: pilotos siguieron el protocolo

Intentaron recuperar el control del aparato pero no lo lograron; murieron los 157 ocupantes.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Tragedia aérea en Etiopía: pilotos siguieron el protocolo
    EFE
    Los modelos 737 MAX de Boeing están en la mira de las autoridades y la fábrica.

    Los pilotos del Boeing 737 MAX que se estrelló en Etiopía el mes pasado siguieron los pasos de emergencia establecidos por la compañía aeronáutica para recuperar el control del avión pero no lo lograron, según informa este miércoles The Wall Street Journal.

    Según dijeron al diario fuentes conocedoras de los resultados preliminares de la investigación, los pilotos apagaron el sistema de control automatizado que hacía inclinarse hacia abajo al morro de la aeronave y siguieron el proceso de emergencia pero, al no poder elevarlo, volvieron a encender el sistema.

    Todavía se investiga lo ocurrido y no está claro por qué los tripulantes de cabina encendieron el sistema otra vez, pero funcionarios del Gobierno y del sector consideran probable que los controles manuales para elevar el morro no funcionaran como debían.

    Esos detalles se basan en los datos obtenidos de las grabadoras de la caja negra del avión e invitan a cuestionar las declaraciones de Boeing y de la Administración Federal de Aviación de que se podría haber evitado el accidente mortal si los pilotos hubieran seguido los pasos para apagar el sistema de control de vuelo, según el Journal.

    Al parecer, los pilotos reencendieron el sistema automatizado, conocido como MCAS, que sirve para evitar el estancamiento del avión, y utilizaron interruptores eléctricos para intentar elevar el morro, pero al activar el sistema este continuó impulsando el aparato hacia abajo.

    El MCAS, que ha sido objeto de investigaciones de la Justicia estadounidense, estuvo también involucrado en el accidente aéreo de Lion Air en Indonesia con un avión 737 MAX en octubre del año pasado. En aquel siniestro murieron 189 personas y en el de Etiopía, 157.

    Los investigadores del accidente indonesio creen que un sensor que ofrecía datos erróneos provocó un fallo en el sistema MCAS que llevó a inclinarse hacia abajo el morro del avión, y algunos de esos factores estuvieron presentes en el accidente etíope, indicaron al rotativo fuentes conocedoras de ambos casos.

    Tras el siniestro de octubre, tanto Boeing como la autoridad estadounidense enviaron boletines a los operadores del 737 MAX recordando el proceso a seguir en caso de que el sistema se descontrolara e hiciera descender el morro del avión, y esos son los pasos que siguieron los pilotos de Ethiopian Airlines.

    A la espera de que se publique un informe preliminar sobre el accidente en los próximos días, Boeing está preparando una actualización de software para el sistema de control de vuelo, que incluye dos sensores en lugar de uno y da a los pilotos más control sobre el sistema.