Feroz ataque dura horas y deja decenas de muertos

Insurgentes atacaron una empresa con balazos y explosivos en el este de Afganistán.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Mueren más de 20 durante feroz ataque

    El blanco de los insurgtentes fue una empresa en el este de Afganistán. (Publicado miércoles 6 de marzo de 2019)

    El ataque el miércoles a una empresa constructora en el este de Afganistán concluyó tras casi seis horas de combates con la muerte de 16 empleados de la compañía y cinco insurgentes, mientras que otros nueve civiles resultaron heridos.

    El ataque contra las instalaciones de la constructora privada afgana MQ, situada en las proximidades del aeropuerto de Jalalabad, capital de la inestable provincia de Nangarhar, había comenzado de madrugada.

    La operación insurgente, que aún no ha sido reivindicada, comenzó con la detonación de un vehículo cargado de explosivos, que dio inicio al tiroteo de varios de los atacantes con las fuerzas de seguridad que protegían el recinto, informó en un comunicado el portavoz del gobernador provincial, Attaullah Khogyanai.

    Además de los cinco atacantes, también "murieron 16 empleados de la compañía y otros nueve resultaron heridos", explicó el portavoz, que detalló que entre los heridos "dos de ellos se encuentran en estado grave".

    Las fuerzas de seguridad rastrean la zona en busca de algún insurgente que pudiera estar oculto o para retirar explosivos que hayan quedado sin detonar, por lo que los detalles finales podrían variar, concluyó Khogyanai.

    Un miembro del consejo provincial, Zabihullah Zmarai, declaró a Efe que la constructora asaltada se encuentra cerca del aeropuerto provincial, donde tienen su base las tropas estadounidenses.

    De cerca: cómo le tiran los bombazos a ISIS

    De cerca: cómo le tiran los bombazos a ISIS

    Las milicias kurdas presionan con la ofensiva al último bastión del grupo terrorista en Siria.

    (Publicado martes 5 de marzo de 2019)

    "La compañía proveía servicios de construcción en el aeropuerto", añadió Zmarai.

    Por el momento, ninguna formación insurgente ha reivindicado la autoría del ataque.

    Fronteriza con Pakistán y clave en las comunicaciones entre los dos países, la insegura provincia de Nangarhar sirve de principal bastión al grupo terrorista ISIS desde su aparición en Afganistán en 2015.

    El Gobierno afgano controla alrededor de un 55 % del territorio de Afganistán y los talibanes dominan en torno al 11 %, mientras que el resto del territorio está en disputa, según datos del inspector especial general para la Reconstrucción de Afganistán (SIGAR), del Congreso de Estados Unidos.

    La violencia contra los civiles tampoco cesa.

    De acuerdo con un informe reciente de Naciones Unidas, la guerra en Afganistán causó en 2018 la muerte de 3,804 civiles, un aumento del 11 % respecto al año anterior y una cifra récord desde 2009, cuando la ONU comenzó a contabilizar las víctimas civiles en el conflicto afgano.