Noticias de Centroamérica

Noticias de Centroamérica

Todas las noticias que debes saber de Centroamérica

El fiscal electoral de Guatemala pide una licencia por amenazas en la semana de los comicios

Esto a solo días de los comicios generales que se celebrarán este domingo, 16 de junio.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    ¡Gol de Argentina! Milagros "Mili" Menéndez anota
    EFE
    En la imagen un registro de la fiscal general de Guatemala, Consuelo Porras, quien dijo que estas amenazas están siendo investigadas por la Fiscalía de Delitos Contra la Vida y la Fiscalía de Narcoactividad. EFE/Archivo

    GUATEMALA - El jefe de la Fiscalía contra Delitos Electorales del Ministerio Público de Guatemala, Óscar Schaad, pidió un permiso laboral por amenazas contra él y su familia previo a los comicios generales que se celebrarán este domingo, 16 de junio.

    Así lo explicó este miércoles en una conferencia de prensa la fiscal general y jefa del Ministerio Público, Consuelo Porras, quien contó que el propio Schaad, cuando le pidió la licencia de tres meses en una misiva, le expuso las razones.

    "Agradezco sentidamente a la doctora María Consuelo Porras y las autoridades del MP el apoyo a la Fiscalía y a mi persona hasta el día de hoy por sus muestras de preocupación y hacerlas tangibles en el resguardo de mi seguridad y bienestar personal, pero es necesario solicitar por el momento este permiso para poder procurar la seguridad de mi familia y la propia ante amenazas que han sido tangibles hacia mi persona", según la carta que leyó Porras.

    Porras dijo que estas amenazas están siendo investigadas por la Fiscalía de Delitos Contra la Vida y la Fiscalía de Narcoactividad y aseguró que la petición fue realizada "muy, muy genuinamente" por Schaad, aunque descartó confirmar si este ha salido del país.

    "En cuanto a que si ha salido del país, igualmente, el licenciado Schaad tendrá que darle alguna información y no la fiscal general", apuntó Porras, quien insistió que el fiscal le dijo que su estadía en el puesto más allá de la presente fecha "pondría en un riesgo mayor a mi familia".

    Fue el propio fiscal electoral, que estará ausente durante el desarrollo de los comicios generales del 16 de junio y del previsible balotaje del 11 de agosto, el que le sugirió dejar al frente del despacho de la Fiscalía contra Delitos Electorales al agente fiscal Rafael Curruchiche por su conocimiento y su experiencia.

    Porras, quien aseguró que su interés siempre será "resguardar a los miembros de la familia que integran el Ministerio Público", dijo que Curruchiche tiene más de 15 años en la institución, donde ha desempañado cargos en diferentes fiscalías, como la distrital metropolitana, contra la trata de personas, de sección o contra el crimen organizado.

    Es por ello, que garantizó que "la conducción en estas elecciones va a ser lo contundente y con certeza jurídica".

    Schaad salió de vacaciones desde el pasado jueves, pero no fue hasta este lunes cuando comenzó su período de licencia por los próximos tres meses, tiempo en el que se desarrollarán los sufragios de primera y la eventual segunda vuelta, si es que ninguno de los 19 candidatos obtiene el 50 por ciento más un voto el próximo 16 de junio.

    Schaad fundó en 2015 la Fiscalía contra Delitos Electorales, luego de haber dirigido la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI), el vínculo del Ministerio Público con la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig).

    En 2015, previo a pasar a Delitos Electorales, Schaad condujo investigaciones en conjunto con la Cicig y la exfiscal general Thelma Aldana en contra de la plana mayor del extinto Partido Patriota al destapar el caso "La Línea".

    Esa trama de defraudación y contrabando aduanero implicó desde vistas en aduanas, hasta seguimientos a los encargados de Hacienda, diputados, ministros y tanto a Juan Carlos Monzón, secretario privado de la exvicepresidenta Roxana Baldetti, como a la propia Baldetti y hasta al expresidente Otto Pérez Molina.

    En su cargo como fiscal de Delitos Electorales, Schaad continuó las investigaciones de financiación ilegal y anónima a varios partidos que participaron en las elecciones de 2015, en medio de la incertidumbre tras la caída de Pérez Molina.

    Más de 8,1 millones de guatemaltecos están convocados a votar por presidente y vicepresidente, además de 160 diputados, 340 alcaldes y 20 congresistas del Parlamento Centroamericano.