Hablan los hombres víctimas de violencia doméstica

El maltrato masculino en México es más frecuente de lo que se cree.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Hombres víctimas de violencia doméstica

    Hombres víctimas de violencia doméstica.

    (Publicado martes 2 de abril de 2019)

    Israel aún siente vergüenza de hablar del sufrimiento que vivió. Por eso de manera anónima nos contó que durante mas de cinco años fue víctima del maltrato de su esposa. 

    "Al principio fue verbal, nunca llegué a pensar que fuera a pasar más, pero ya con el tiempo y al mismo tiempo que uno responde agresiones verbales, se fueron volviendo agresiones físicas", recuerda Israel. 

    El hombre agredido dice que por celos, porque llegaba tarde o ante la menor provocación, su mujer estallaba en su contra. Incluso llegó a lastimarlo pero nunca hizo nada porque lo amenzaba con alejarlo de sus hijas. 

    "La verdad que se llega al punto de llegar hasta el suicidio", dice.

    Pero su caso no es aislado, se ha comprobado que en México el 40% de los hombres sufre algún tipo de violencia cometida por una mujer, en la mayoría de los casos, su pareja. 

    Si convencer a una mujer maltratada de que denuncie lo que le está pasando es complicado, hacerlo con un hombre es aún más. Diversos colectivos han confirmado que solo un 4% de quienes viven este maltrato se atreve a hablar de ello.. 

    Jesús Villarreal encabeza un colectivo que atiende este tipo de situaciones y dice que la cifra negra es impresionante, porque es imposible buscar ayuda cuando se está presionado por la misma sociedad. 

    "Porque está contra los cánones de la masculinidad, nosotros no podemos denunciar eso porque nos hace débiles, nos hace ser señalados", explica Villarreal. 

    En terapia, el médico Fernando Rubio trata de orientar a las víctimas y convencerlos de que su problema es más común de lo que piensan. 

    "La violencia se sigue dando en el ámbito familiar, laboral, de la calle", explica. 

    Porque ellos pueden parecer físicamente muy fuertes pero no dejan de sufrir ni de ser vulnerables.