COVID-19

Gobierno reactiva tres industrias para no frenar obras impulsadas por AMLO

Cementeras, vidrieras y acereras operarán para cumplir compromisos con el gobierno.

Industria cementera en México
EFE

MÉXICO - Cementeras, vidrieras y acereras reactivaron este martes sus operaciones tras una actualización del decreto de la emergencia sanitaria por coronavirus del gobierno mexicano, que había considerado no esenciales estas industrias.

A menos de 24 horas de haber anunciado el paro de su producción, Cementos Mexicanos (Cemex), uno de los mayores productores de cemento del mundo, reanudó sus operaciones después de la publicación de las nuevas directrices en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

"La compañía reanudará sus operaciones en México para apoyar el desarrollo y la economía del país durante la contingencia de COVID-19. Cemex seguirá estrictamente todas las medidas indicadas por la Secretaría de Salud", indicó en un comunicado la cementera, con sede en la norteña ciudad de Monterrey.

Continuarán las actividades que les permitan cumplir con los compromisos de corto plazo exclusivamente para los proyectos de Dos Bocas, Tren Maya, Aeropuerto Felipe Ángeles, Corredor Transísmico (sic)

Gobierno de México

La definición de qué sectores económicos se consideran esenciales en México ha despertado debate desde la semana pasada, cuando se declaró emergencia sanitaria por coronavirus, que ha causado 141 defunciones y 2,785 contagios en el país.

El decreto original, del 30 de marzo, enunciaba como esenciales las actividades financieras, la recaudación fiscal, la distribución de energéticos, industrias de alimentos y bebidas no alcohólicas, mercados y tiendas de alimentos, servicios de transporte, y la producción agrícola y pesquera.

También productos de limpieza, mensajería, guardias de seguridad privada, telecomunicaciones, medios de información, servicios de emergencia y funerarios, así como los aeropuertos, puertos y ferrocarriles.

Sin embargo, la norma se actualizó en las últimas horas para incluir al cemento, vidrio y el acero, que "mantendrán una actividad mínima que evite efectos irreversibles en su operación".

Falta el adjunto El subsecretario de Salud dijo que los mexicanos están ante la última oportunidad para ralentizar el contagio y evitar una situación caótica.

La nueva reglamentación también especifica que estas empresas operarán si tienen contratos vigentes con el Gobierno Federal, Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

"Continuarán las actividades que les permitan cumplir con los compromisos de corto plazo exclusivamente para los proyectos de Dos Bocas, Tren Maya, Aeropuerto Felipe Ángeles, Corredor Transísmico (sic)", aclaró el decreto en referencia a las obras prioritarias del actual gobierno.

La normativa también pidió a las minas de carbón, así como a las empresas de distribución y logística del mineral, mantener una actividad mínima para satisfacer la demanda de CFE, pese a que la minería en general sigue sin considerarse esencial.

En México existen 34 plantas de cemento, con más de 20,000 empleos directos y una producción mensual de 3.5 millones de toneladas, lo que aporta el 1% del PIB nacional, de acuerdo con la Cámara Nacional del Cemento (Canacem).

Por otro lado, el país es el productor número 14 de acero en el mundo con 20.2 millones de toneladas cada año y 672,000 trabajadores, de acuerdo con la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y el Acero (Canacem).

Contáctanos