"Siembra" de cadáveres: hallan nuevo cementerio clandestino

Con apenas 10% de revisión, localizan 36 fosas irregulares en Veracruz.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Noruega se aseguró un lugar en octavos de final tras vencer a Corea del Sur
    EFE

    Autoridades estatales y federales informaron del hallazgo de un predio en el centro del estado de Veracruz, en el Golfo de México, que fue utilizado como cementerio clandestino. 

    El fiscal veracruzano Jorge Winckler explicó en conferencia de prensa que todavía no se sabe cuántos cuerpos podría haber enterrados en la zona, pero que una inspección preliminar de solo el 10% del predio localizó 36 puntos de posibles fosas a solo medio metro de profundidad que podrían tener uno o más cadáveres. 

    “El área que se ha trabajado es mínima”, reconoció el fiscal. “Tendremos que ir avanzando poco a poco”. 

    La comisionada Nacional de Búsqueda de Personas, Karla Quintana, y un responsable de la Marina estuvieron presentes durante el anuncio. 

    Winckler no quiso especificar la ubicación del lugar por razones de seguridad y se limitó a indicar que era un área peligrosa y de difícil acceso a la que se llegó por las declaraciones que hizo una persona en una investigación del año 2014.

    Agregó que la próxima semana se comenzará a trabajar en las labores de exhumación, en colaboración con la Comisión Nacional y los colectivos de familiares. 

    “Se demuestra lo que ya sabemos”, dijo Lucía Díaz, fundadora de uno los grupos de búsqueda de desaparecidos, Solecito. “Que Veracruz está sembrado de cadáveres, esa es la realidad del estado y de México”. 

    Según cifras oficiales en todo el país hay más de 40,000 desaparecidos y 26,000 restos sin identificar. Veracruz, un estado con altos índices de violencia vinculada a la delincuencia organizada, que permeó durante años al poder estatal, es una de las regiones con mayor incidencia de este fenómeno. 

    El mayor cementerio clandestino descubierto hasta ahora en ese estado se halló en 2017 y tenía restos de más de 250 personas.

    Fue en esa época cuando el propio Winckler reconoció que no tenían capacidad para procesar todo lo encontrado.

    “Hay fosas que no se están trabajando porque no tenemos en dónde acomodar los restos que se pudieran extraer”, declaró entonces. 

    La situación está lejos de ser exclusiva de Veracruz. Hace menos de una semana, las autoridades informaron del hallazgo de 45 cuerpos en fosas de los estados de Sonora y Jalisco. 

    Y la comisionada nacional de Búsqueda indicó el miércoles que desde el cambio de administración, el 1 de diciembre, se han localizado más de 100 enterramientos clandestinos con un número todavía no concreto de restos humanos. 

    De ahí que Díaz recordara que el reto del nuevo gobierno no solo es seguir abriendo fosas sino identificar los restos que se recuperan. “Deben traer el apoyo y a los expertos necesarios porque esto es una catástrofe”.