Fiscalía interroga a Beltrán Leyva

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    5 maneras para llevar tu evento a nuevas alturas
    EFE

    Estados Unidos calificó el arresto de Héctor Beltrán Leyva como un golpe demoledor a su imperio de narcotráfico mientras que las autoridades mexicanas sometieron a interrogatorio al capo arrestado este miércoles en el estado de Guanajuato, centro de México.

    El jefe máximo del cártel de los Hermanos Beltrán Leyva, surgido en 2008, fue capturado en Guanajuato y trasladado este jueves a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido).

    Fuentes de la Fiscalía mexicana confirmaron el interrogatorio al capo de las drogas y explicaron que existe un plazo legal de 48 horas, el cual puede duplicarse, para su consignación ante un juez por su vinculación con delitos de narcotráfico.

    Además de las órdenes de captura en México, el apodado "El H" y "El Ingeniero" afronta un potencial pedido de extradición de Estados Unidos, cuya Agencia Antidrogas calificó su captura como la muestra de que "uno de los mayores imperios de la droga del mundo continúa desmoronándose".

    Esta noche, la PGR dio a conocer los resultados del estudio de ADN que realizaron los peritos de la Agencia de Investigación Criminal a Héctor Beltrán Leyva, los cuales muestran que el "perfil genético presenta relación de parentesco biológico con sus hermanos Carlos Beltrán Leyva y Alfredo Beltrán Leyva".

    La fiscalía reiteró que este resultado del análisis estadístico obtenido entre los perfiles genéticos, "establece una probabilidad de parentesco genético del 100%".

    Las autoridades arrestaron al capo en un operativo en el que no se disparó un tiro en un restaurante de mariscos, tras una operación de inteligencia que se prolongó durante 11 meses, indicó la PGR.

    El presidente de México, Enrique Peña Nieto, destacó el esfuerzo conjunto de las Fuerzas Armadas, la Procuraduría General de la República (PGR) y el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) en la captura del narcotraficante.

    Esta "acción acredita la eficacia" de la política de seguridad pública para lograr la paz en el país, indicó Peña Nieto en dos mensajes publicados en Twitter.

    Las autoridades mexicanas ofrecían una recompensa de 30 millones de pesos (2.3 millones de dólares), además de los 5 millones ofrecidos por Estados Unidos por la captura de este capo de las drogas.

    El cártel de los Beltrán Leyva es considerado responsable del trasiego de "incontables" cantidades de droga a Estados Unidos y otros países y de mucha de la violencia que afectó a México en los últimos años, además de contar con una amplia red delictiva, de corrupción y de lavado de dinero.

    Beltrán Leyva, nacido en 1965 en el estado de Sinaloa, forma parte de un clan de cuatro hermanos considerado uno de los cárteles históricos de México, aunque estaba en declive en los últimos tiempos.

    Desde hace varios años, el detenido mantenía un perfil bajo mientras vivía como empresario de clase media alta en el estado central de Querétaro, dedicado a la venta de arte y de bienes inmuebles.

    Fue la muerte de su hermano Arturo, alías "El Barbas", el 19 de diciembre del 2009 en un tiroteo con infantes de Marina, lo que marcó su ascenso a la cabeza del cártel de las drogas, para lo cual se enfrentó a Edgar Valdez Villarreal "La Barbie", detenido en 2010.

    Las autoridades lo consideran operador de una posible alianza con otros grupos, que habría expandido sus actividades a la producción de drogas sintéticas.

    Los hermanos Beltrán Leyva -Arturo, Carlos, Alfredo y Héctor- comenzaron sus actividades criminales en los años 80 en el cártel de Guadalajara, que encabezaban Ernesto Fonseca, Miguel Ángel Félix Gallardo y Rafael Caro Quintero.

    Alfredo Beltrán Leyva, señalado como el primer capo de esta organización, nacida como una ruptura del cártel de Sinaloa, fue arrestado en 2008.