En aumento los seguidores de los santos populares