vacuna contra el COVID-19

Vendedores ambulantes son elegibles para recibir la vacuna contra el COVID-19, incluso si operan sin permiso

Lo único que deben hacer es presentar una identificación con foto y llenar un formulario de declaración con su información personal.

GETTY IMAGES

A pesar de que eloteros, taqueros y vendedores de fruta pueden inocularse contra el COVID-19 bajo la fase 1B, muchos de estos empleados que operan por cuenta propia y sin permiso desconocen que son elegibles. 

Por ello, las autoridades de salud del condado de Los Ángeles le recordaron este miércoles a los vendedores de comida en las calles que aunque sean empleados por cuenta propia y no tengan permiso para vender, califican para vacunarse contra el COVID-19. 

Los vendedores de comida en las calles o de restaurantes sin permiso para operar pueden vacunarse como el resto de los trabajadores en el sector de la alimentación y agricultura afirmaron los funcionarios de salud pública del condado angelino.

“Si son empleados que no trabajan con otros pueden hacer autocertificación”, dijo Elizabeth Vanegaspou del Departamento de Salud Pública del Condado de Los Ángeles.

Juliana Monsalve tiene la información.

El formulario de la declaración está disponible en español aquí o en todos los sitios de vacunación y solo necesita poner su nombre completo, función, dirección y nombre del negocio para recibir la vacuna.

Gildardo Ramírez, quien trabaja como vendedor ambulante, ya se vacunó.

“Solo me pidieron mi identificación”, dijo.

Además, el estatus migratorio no importa y la identificación no tiene que ser  emitida en Estados Unidos.

“[La identificación] no tiene que ser una identificación del gobierno, puede ser cualquier [identificación] con foto”, dijo la doctora Bárbara Ferrer del Departamento de Salud Pública del condado de Los Ángeles.

Las dosis estaban siendo aplicadas en países europeos hasta que aparecieron complicaciones.

Berenice Lagos, quien también es una vendedora de comida asegura que aprovechará esta oportunidad para vacunarse.

“Yo me la voy a poner porque vendo en la calle y mucha gente puede estar infectada también y para el bienestar de todos”.

A pesar del esfuerzo del condado angelino por vacunar a más minorías, hasta hoy los residentes anglosajones mayores de 65 años siguen liderando en la administración de primeras dosis.

Ferrer, no descartó la posibilidad de que el condado angelino primero vacune a las minorías en los vecindarios más afectados cuando las personas mayores de 16 años sean elegibles. Y dijo que haría la sugerencia al estado ya que esas comunidades son las que tienen más contagios, hospitalizaciones y muertes.

En el condado de los Ángeles se estima que unos 10,000 de los casi 50,000 vendedores de comida en las calles operan sin permiso y la falta de comprobante de empleo también podría estar orillado a muchos de ellos a no vacunarse, aunque son elegibles.

Contáctanos