valle de san fernando

Condenan a exconvicto por cinco asesinatos en el Valle de San Fernando

Alexander Hernandez, de 42, cometió tres de esos crímenes en un solo día, entre el 14 de marzo y 24 de agosto de 2014.

Un exconvicto de Sylmar espera sentencia para el 8 de julio tras ser declarado culpable de disparar mortalmente a cinco personas en el Valle de San Fernando, incluidas tres en un día.

Alexander Hernández, de 42 años, enfrenta cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional. 

El jurado deliberó menos de un día antes de condenar a Hernández el miércoles por asesinato en primer grado por las muertes de varias personas en 2014: Sergio Sánchez, el 14 de marzo; Gilardo Morales el 21 de agosto; y Gloria Tovar, Michael Planells y Mariana Franco el 24 de agosto.

El incidente causó el cierre de esa parte de la vía durante varias horas.

Tambien fue condenado por otros 11 cargos de intento de asesinato, la mayoría de los cuales ocurrieron entre el 20 y el 24 de agosto de 2014.

El panel consideró verdaderas las alegaciones de circunstancias especiales de asesinatos múltiples y asesinatos durante un tiroteo desde un vehículo en movimiento.

Hernández también fue condenado por ocho cargos de disparar a un vehículo ocupado, dos cargos de posesión de un arma de fuego por un delincuente y un cargo de posesión de municiones por un delincuente.

RETIRAN PETICION DE PENA DE MUERTE

La Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Los Ángeles retiró su oferta de la pena de muerte para Hernández en marzo de 2021, poco menos de cuatro años después de que la fiscalía anunciara que buscaría la pena capital.

Poco después de asumir el cargo, el fiscal de distrito George Gascón emitió una serie de directivas, incluida una que dice que “una sentencia de muerte nunca es una resolución apropiada en ningún caso”.

La fiscal adjunta de distrito, Michele Hanisee, dijo a los miembros del jurado en su argumento final que probablemente nunca sabrán por qué ocurrieron los crímenes. Le dijo a City News Service después del veredicto que los ataques fueron "absolutamente no provocados".

Hernández ha permanecido en prisión sin derecho a fianza desde que fue arrestado después de atrincherarse durante aproximadamente una hora dentro de su residencia en Sylmar el 24 de agosto de 2014.

El sospechoso murió durante un intercambio de disparos con la policía, tras una persecució que duró varias horas, dijeron las autoridades.

La mayoría de las víctimas conducían, incluso a casa del baile de graduación o del trabajo, a la iglesia y en camino a un viaje de pesca con sus hijos en el Día del Padre, cuando notaron que un vehículo los seguía o se detenía junto a ellos.

En la mayoría de los casos, el vehículo era el Chevrolet Suburban plateado abedul metálico de Hernández, alegó Hanisee en una audiencia en 2016 en la que se ordenó que el acusado fuera juzgado.

El SUV era identificable por un capó que no cerraba correctamente, calcomanías de “una calavera blanca” y “666”  en la parte trasera del vehículo, sus llantas personalizadas de seis radios y otros detalles únicos, según el acusación, que también alegó que la carcasa de un espejo lateral encontrado en la escena del crimen de Morales coincidía con la Suburban.

CINCO VÍCTIMAS EN EL VALLE DE SAN FERNANDO

Sánchez, de 35 años, fue encontrado muerto a tiros dentro de su vehículo en una rampa de salida de la autopista en Sylmar, mientras que Morales, de 48 años, fue asesinado a tiros mientras estaba en un vehículo en el área de Pacoima.

Tovar, de 59 años, fue asesinada a tiros mientras esperaba en su automóvil en Pacoima para recoger a un amigo para ir a la iglesia.

Otro tiroteo fue reportado el domingo en Riverside en la autopista 91 cerca de la avenida Central provocando el cierre parcial de la autopista.

Franco, de 22 años, estaba con sus padres y dos hermanos camino a la iglesia cuando un hombre armado se detuvo junto a una camioneta y dijo en español “Te voy a matar”o “Te estoy matando” antes de dispararle a Franco en la cabeza. Su madre y su padre también fueron alcanzados por balas, pero sobrevivieron.

Planells, de 29 años, recibió un disparo ese mismo día mientras estaba parado en un estacionamiento en Sylmar.

Las imágenes de videovigilancia mostraron a alguien en un todoterreno “disparar al señor Planells y salir manejando casualmente del estacionamiento”, dijo el fiscal en la audiencia de 2016.

RELACIÓN CON OTROS DELITOS

Hernández, quien retiró su declaración de inocencia por razón de locura justo antes del juicio, no refutó antes de que comenzara el juicio tres cargos de crueldad animal que involucraban a tres perros, dos de los cuales fueron asesinados, en la casa de Pacoima de un buen samaritano, quien testificó que previamente había ayudado a Hernández a poner en marcha su SUV.

Ambos enfrentan cargos por homicidio y se presentarán en corte el martes.

Otros tiroteos sin resolver que luego se vincularon con el acusado incluyeron un ataque desde un vehículo en marcha el 14 de mayo de 2014 que dejó paralizado a un adolescente de Chatsworth, según el fiscal.

El adolescente acababa de dejar a su novia en casa después del baile de graduación de la escuela secundaria y estaba esperando que cambiara el semáforo cuando un vehículo se detuvo y un hombre le disparó, dijo Hanisee.

Hernández tenía condenas anteriores desde 2004 por posesión para la venta de una sustancia controlada, posesión de una sustancia controlada mientras estaba armado y posesión de un arma de fuego por un delincuente.

Contáctanos