Un error del DMV le ocasionó una deuda por un accidente

Al vender su vehículo, no actualizaron la información del traspaso de dueño del carro.

Bertha Rodríguez vendió su vehículo a finales de mayo del año pasado. Sin embargo, un error del Departamento de Vehículos Automotores (DMV), enfrentó una pesadilla financiera que casi le cuesta miles de dólares. 

Todo comenzó el 27 de mayo cuando recibió la visita inesperada de un agente del alguacil.

"El sheriff fue y me buscó y me dijo ‘que si yo era Bertha Rodríguez y que si estaba bien’. Entonces yo le dije, ‘pues si yo estoy bien ¿qué pasó?’ [Me] dice, ‘lo que pasa es que acaban de chocar en Richmond tu carro’”, cuenta Rodríguez. 

Sin embargo, el vehículo ya no le pertenecía porque se lo había vendido, hacía poco, a una mujer llamada María Guerrero. El 26 de mayo, el DMV le entregó el documento que comprobaba la liberación de responsabilidad del vehículo. 

"El sheriff me dijo, ‘¿tú tienes la prueba, pues de la venta? Le digo, ‘si claro y yo ya le mandé la foto a él’”, dice Rodríguez. 

Aunque el oficial le dijo que no se preocupara, sus problemas apenas comenzaban ya que los encargados de remolcar el auto, le enviaron el recibo de cobro a ella en lugar de la nueva dueña. Por más que intento, no logro que le cancelaran esa deuda que no era suya. 

 [[501852771,C]]

“Estas personas de las grúas este se iban a llevar el carro, iban a buscar la información del DMV y pues como yo soy la última dueña y estas personas no lo pusieron a su nombre pues resulta que pues los papeles me los mandaron a mí". 

La deuda era el cobro de la compañía de remolque que retiró el auto de la carretera después del choque. Rodríguez los llamó para preguntarles porque le estaban cobrando ya que no era la dueña del coche pero ellos le dijeron que no se preocupara. 

Sin embargo, a principios de diciembre recibió una cuenta de más de 4,000 dólares, por lo que decidió contactar al equipo de Telemundo 52 Responde. 

Telemundo 52 Responde contacto a la compañía de remolque, quienes informaron que, por ley, debían cobrarle a la persona que aparece como propietaria del vehículo. Al contactar al DMV, informaron que el traspaso se había efectuado en septiembre de 2017, cuatro meses después de que Rodríguez había realizado la liberación de responsabilidad del automóvil. 

AL parecer la nueva dueña del vehículo no lo había puesto bajo su nombre antes del accidente y el DMV tampoco actualizo la información en el sistema de que ya no pertenecía a Rodriguez. Después de insistirles por meses a la compañía, decidieron perdonarle la deuda.

Contáctanos