sur de Los Ángeles

Mujer se declara no culpable en tiroteo mortal a discapacitado en silla de ruedas

Ruby Salazar, de 37 años está acusada de un cargo de asesinato y otro de intento de asesinato.

Telemundo

Una mujer condenada por un delito grave se declaró no culpable el jueves en la muerte a tiros de un indigente con doble amputación que estaba en una silla de ruedas frente a un restaurante McDonald's en el sur de Los Ángeles.

Ruby Salazar, de 37 años, de Los Ángeles, está acusada de un cargo de asesinato y otro de intento de asesinato, junto con dos cargos de posesión de un arma de fuego por parte de un delincuente, según la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Los Ángeles.

Los cargos incluyen acusaciones de uso de un arma de fuego, infligir lesiones corporales graves y uso de un arma de fuego durante un delito específico, según la Oficina del Fiscal de Distrito.

La policía alega que Salazar caminó hacia Gerold Lipeles y le disparó el 17 de mayo cuando el hombre de 69 años dormía en su silla de ruedas afuera de un McDonald's en la cuadra 1700 de West Century Boulevard, entre las avenidas Western y Normandie.

El coacusado Raymundo Hernández, de 34 años, de Los Ángeles, está acusado de un cargo de asesinato. Se declaró no culpable durante una audiencia el 1 de septiembre.

La policía no reveló la supuesta participación de Hernández en el asesinato de Lipeles.

Los detectives también vincularon a Salazar con un intento de asesinato cuatro días después en el que una mujer sin hogar de 67 años recibió un disparo en la espalda mientras se alejaba de una parada de autobús en la cuadra 1600 de West Manchester Avenue, también entre las avenidas Western y Normandie. después de que Salazar supuestamente iniciara una conversación, según la policía.

Salazar ha estado tras las rejas desde que fue arrestada el 22 de mayo por agentes del alguacil del condado de Los Ángeles, según los registros de la cárcel. La policía dijo que ha sido arrestada nuevamente bajo sospecha de asesinato.

Hernández fue arrestado el 30 de agosto por la policía de Los Ángeles.

En un comunicado anunciando los cargos penales, el fiscal de distrito George Gascón lo calificó como un “crimen impensable”.

“El asesinato de esta víctima, que no tenía casa y tenía una doble amputación y dormía en su silla de ruedas, es inquietantemente brutal e insensible”, dijo Gascón.

Contáctanos