california

Programa médico de USC pierde acreditación nacional

Es la última vergüenza para la escuela de medicina y los servicios de salud de USC.

La Universidad del Sur de California perderá la acreditación nacional para un programa de capacitación médica debido a denuncias de conducta sexual inapropiada.

El Consejo de Acreditación para la Educación Médica de Graduados notificó esta semana a la USC y al Condado de Los Ángeles que su beca conjunta en enfermedades cardiovasculares será despojada de acreditación el próximo año. La decisión es definitiva y cerraría efectivamente el programa, que tenía 15 espacios para un currículo de tres años.

USC dijo que esperaba tener un nuevo programa de becas de cardiología antes de que se cierre el actual en junio de 2020.

"Estamos totalmente comprometidos a trabajar con ACGME y USC para tomar todas las medidas necesarias para restaurar nuestra posición para todos los programas de capacitación de residencia", dijo Christina Ghaly, directora del Departamento de Servicios de Salud del condado.

"Estamos decididos a ofrecer un entorno de capacitación excepcional que sea seguro e inclusivo para cada médico que complete la educación médica de posgrado".

El consejo de acreditación no dio ninguna razón pública para su decisión. Sin embargo, el periódico Los Ángeles Times dijo que la decana de la facultad de medicina de USC, la Dra. Laura Mosqueda, anunció la decisión el jueves en una nota de la facultad que decía que se basaba en las inquietudes sobre los "procesos de seguridad y bienestar de los residentes".

La facultad y el condado fueron demandados en 2017 por la Dra. Meena Zareh, quien alegó que, mientras era residente, fue manoseada por un compañero del programa, el Dr. Guillermo Cortés, y que el incidente nunca se investigó adecuadamente. Otras dos mujeres más tarde se presentaron con acusaciones similares de asalto.

El abogado de Cortés ha dicho que su cliente niega las acusaciones.

Es la última vergüenza para la escuela de medicina y los servicios de salud de USC. The Times informó que la doctora Carmen Puliafito, antigua directora de la facultad de medicina, se relacionaba con delincuentes y personas que consumían drogas y que habían sido capturados en un video en que aparentemente fumaba metanfetamina. Renunció a su puesto en 2016, pero siguió siendo miembro de la facultad hasta que USC lo despidió en 2017.

El presidente de la USC, C. L. Max Nikias, renunció el verano pasado en medio de informes de que la escuela ignoró las quejas de conducta sexual indebida generalizada por parte de un ginecólogo del campus.

Derechos de autor AP - Associated Press
Contáctanos