Corona

Otorgan $17 millones a familiares de hombre baleado mortalmente en un Costco

Las autoridades dijeron que Kenneth French y Sánchez estaban esperando en una mesa de muestras de salchichas dentro de la tienda Corona Costco cuando French, sin provocación, golpeó o empujó a Sánchez por detrás, lo que hizo que cayera al piso.

Cortesía de la familia French

Un jurado federal en Riverside ordenó el miércoles a la ciudad de Los Ángeles y a un exoficial de policía a pagar $ 17 millones en daños a la familia de un hombre con discapacidad mental que recibió un disparo mortal por un oficial fuera de servicio durante un altercado dentro de una tienda Costco en Corona, según un informe publicado.

La mayor parte del veredicto estuvo a cargo de la ciudad, junto con las ocho personas del jurado que encontró a Salvador Sánchez, entonces un policía de Los Ángeles fuera de servicio del departamento, estaba actuando dentro del alcance de su empleo cuando abrió fuego dentro de la tienda el 14 de junio de 2019, informó Los Angeles Times.

Según The Times, el jurado otorgó los daños a Russell y Paola French, los padres de Kenneth French, de 32 años, quien fue asesinado en el tiroteo.

Las autoridades dijeron que Kenneth French y Sánchez estaban esperando en una mesa de muestras de salchichas dentro de la tienda Corona Costco cuando French, sin provocación, golpeó o empujó a Sánchez por detrás, lo que hizo que cayera al piso.

El abogado de Sánchez dijo que el entonces oficial sostenía a su hijo de un año en sus brazos cuando fue atacado y afirmó que Sánchez perdió el conocimiento brevemente.
Cuando volvió en sí, abrió fuego, alegando que French todavía se sostenía sobre él.

French fue asesinado a tiros y sus padres resultaron heridos. La policía de Corona
dijo anteriormente que Kenneth French recibió un disparo en el hombro y tres en la espalda, mientras que Paola French recibió un disparo en la espalda y su esposo recibió un disparo en el abdomen, lo que provocó la pérdida de un riñón.

Unos establecimientos de Costo comenzarán a limitar la compra de algunos productos.

La familia French dijo que le suplicaron a Sánchez que no disparara, y le dijeron al oficial que su hijo, que había sido diagnosticado con esquizofrenia y era en gran parte no verbal, tenía problemas de salud mental. También afirman que se estaban alejando de Sánchez cuando ocurrió el tiroteo.

Tras el veredicto del miércoles, el abogado de la familia French, Dale K.
Galipo, dijo a The Times: "Ahora que han recibido algo de justicia en nombre de Kenneth, esperan poder comenzar el proceso de curación y cierre".

Rob Wilcox, portavoz de la Oficina del Fiscal de la Ciudad de Los Ángeles,
dijo al periódico: "Revisaremos todas nuestras opciones, incluida la apelación".

Sánchez fue despedido por el departamento el año pasado luego de que la Comisión de Policía de la ciudad determinó que actuó fuera de la política del departamento en el tiroteo. Está a la espera de juicio por cargos de homicidio voluntario y asalto con arma de fuego semiautomática.

Los fiscales del condado de Riverside se habían negado a presentar cargos en el
caso, pero la Oficina del Fiscal General del estado optó por llevar adelante un caso luego de una revisión del tiroteo.