alcaldía de Los Ángeles

Ayuntamiento de Los Ángeles aprueba la declaración de emergencia por indigencia

 La declaración, que está programada para durar seis meses, permite a Bass tomar acciones ejecutivas más agresivas para enfrentar la crisis.

Telemundo

El Concejo Municipal ratificó el martes un estado de emergencia por la indigencia, confirmando el primer acto oficial de Karen Bass como alcaldesa de Los Ángeles.

El concejo votó 13-0, incluyendo el concejal Kevin de León a pesar de que no estaba en la cámara.

En un comunicado posterior a la ratificación, Bass calificó el martes como un "día monumental para la ciudad de Los Ángeles".

La nueva alcaldesa se centró en la vivienda como uno de los temas clave en su discurso, y señaló que la declaración de emergencia "reconocerá la gravedad de nuestra crisis y abrirá nuevos caminos” para trasladar a personas a un lugar bajo techo.

“Felicito y agradezco al Concejo Municipal por su acción rápida y la ratificación unánime de mi declaración de emergencia", dijo Bass.

“La gente de nuestra ciudad ha exigido que tomemos todas las medidas posibles de manera urgente e inmediata para traer a los angelinos sin hogar a sus casas, y esta declaración nos permitirá avanzar más rápido y desbloquear todas las herramientas posibles. Espero continuar uniendo mis brazos con el Concejo Municipal para promover un enfoque unificado de toda la ciudad para nuestra crisis de personas sin hogar. Juntos, estamos moviendo a Los Ángeles en una nueva dirección”.

Bass firmó la declaración como un método para desbloquear herramientas y poderes para “asegurarnos de que estamos utilizando todos los recursos posibles” para abordar la falta de vivienda, alegando que marcó un “cambio radical” y un “cambio monumental” en el esfuerzo de acercamiento de la ciudad 

“Usar la orden de emergencia es nuestra capacidad para acelerar las cosas”, dijo Bass en una sesión informativa el lunes.

“Mi mandato es mover a Los Ángeles en una nueva dirección con un enfoque urgente y estratégico para resolver uno de los desafíos más difíciles de nuestra ciudad y crear un futuro más brillante para todos los angelinos'', agregó la alcaldesa.

 La declaración, que está programada para durar seis meses, permite a Bass tomar acciones ejecutivas más agresivas para enfrentar la crisis, aunque el Concejo Municipal tendrá que aprobarla cada 30 días.

La aplicación sirve para donar dinero a las personas sin hogar y así ayudarlos a reducir el tiempo que viven en las calles. La iniciativa se está probando en Kentucky. 

“La fijación de un marco de tiempo específico permite que se tomen acciones para hacer cambios estructurales necesarios y permanentes'', dice la declaración.

La continuación del estado de emergencia se evaluará mediante varios indicadores de progreso, incluida la cantidad de campamentos y ubicaciones de viviendas, y cuánta más flexibilidad se permite a los departamentos de la ciudad a través de la declaración.

El presidente del Concejo Municipal, Paul Krekorian, señaló que trabajará con Bass y dijo en declaraciones en la toma de posesión del alcalde el domingo que Bass tendrá un “socio muy fuerte en el Concejo Municipal de Los Ángeles”.

El programa Harvest Home intenta aliviar una gran necesidad de vivienda para esta parte de la población.

“La ciudad es conocida en todo el mundo por su respuesta de emergencia”, dijo Krekorian. “A partir de hoy, bajo la alcaldesa Bass, vamos a aportar ese mismo vigor, ese mismo sentido de urgencia, esa misma reunión de recursos para responder también a esta emergencia: la emergencia humanitaria que sufren 40.000 personas esta noche”.

La última vez que un alcalde declaró una emergencia local relacionada con la falta de vivienda fue en 1987, cuando el alcalde Tom Bradley citó el efecto del clima invernal en las personas sin hogar, según la declaración. Las condiciones ahora, afirmaba la declaración, son “aún más terribles”.

Se estima que hay 41,980 personas sin hogar en la ciudad de Los Ángeles, un 1.7% más que en 2020, según el último recuento de la Autoridad de Servicios para Personas sin Hogar de Los Ángeles (LAHSA).

La indigencia se ha convertido en una crisis para la ciudad y al condado, con el aumento de las personas sin hogar tras la pandemia.

Bass dijo que planea anunciar un programa para abordar la falta de vivienda llamado Inside Safe en los próximos días. El plan, que según Bass costará menos de $100 millones, será utilizar el arrendamiento maestro con moteles para ubicar a las personas sin hogar. Ella dijo que su oficina ha estado en contacto con los propietarios de moteles cerca de los campamentos.

Janice Hahn, presidenta de la Junta de Supervisores del Condado de Los Ángeles, dijo que planea presentar una moción para asegurarse de que los recursos del condado puedan “coincidir con la urgencia de esta declaración de emergencia”.

“Necesitamos unir los brazos en lugar de señalar con el dedo”, dijo Hahn, y agregó que Bass estaba "aportando un nuevo vigor a una batalla que hemos estado peleando durante demasiado tiempo”.

Un grupo de voluntarios ayudan a los indigentes de Skid Row, invitándolos a correr con ellos.

Jennifer Hark Dietz, directora ejecutiva de People Assisting The Homeless, dijo en un comunicado que Bass tenía razón al declarar el estado de emergencia.

“El enfoque de la ciudad para las personas sin hogar se ha vuelto más fragmentario y politizado y este estado de emergencia puede aprovechar el poder del poder ejecutivo para realizar mejoras sostenibles en nuestro sistema de servicios y aumentar drásticamente la producción de viviendas que se necesitan desesperadamente”, dijo Dietz.

El Comité para el Área Metropolitana de Los Ángeles, un grupo de líderes cívicos intersectoriales, también estuvo de acuerdo con la decisión de Bass en una declaración del presidente Miguel Santana y Sarah Dusseault, presidenta del equipo de acción de vivienda y personas sin hogar del grupo.

El problema de la indigencia ha llegado hasta los patios de algunos hogares en Pacoima, y dicen los propietarios estar cansados de tener montones de basura pegados a sus casas y de pedir ayuda a las autoridades.

El estado de emergencia permite que la ciudad administre mejor el uso de terrenos de propiedad municipal, agilice las aprobaciones para viviendas asequibles y aborde las necesidades de las personas que viven en campamentos, según el grupo.

“Se necesitan acciones sin precedentes, como las del plan del alcalde Bass, para mejorar significativamente la vida de las personas sin hogar y para eliminar las barreras que enfrentan para conseguir una vivienda”, destaca el comunicado.

Contáctanos