los angeles

“El mal personificado”: juez dicta cadena perpetua a exconvicto por ola de crímenes violentos

Artyom Gasparyan fue condenado por más de 30 crímenes, incluido un cargo de asesinato en primer grado por la muerte de Adan Corea, de 32 años.

SHUTTERSTOCK

Con un juez llamándolo "el mal personificado", un exconvicto fue sentenciado este martes a cadena perpetua, sin posibilidad de libertad condicional, por participar en una ola de crímenes violentos.

Uno de los crímenes fue en contra de un automovilista que recibió un disparo mortal en Panorama City, mientras que otro involucró un accidente de autopista en el que una mujer y sus tres niños resultaron heridos en Sun Valley.

La jueza del Tribunal Superior Eleanor J. Hunter también agregó 242 años a cadena perpetua en una prisión estatal para Artyom Gasparyan, de 38 años.

Gasparyan fue condenado en agosto de 2021 por más de 30 cargos, incluido un cargo de asesinato en primer grado por la muerte de Adan Corea, de 32 años y padre de dos niños.

El suceso ocurrió el 30 de diciembre de 2015 cuando Corea perdió el control de su vehículo tras recibir un disparo.

Los miembros del jurado también encontraron verdadera la alegación de circunstancia especial de disparar intencionalmente desde un vehículo, junto con una acusación de que un cómplice de Gasparyan estaba armado en el tiroteo de en el que murió Corea.

Gasparyan también fue condenado por delitos cometidos entre el 5 de agosto de 2015 y el 4 de enero de 2016, incluidos intento de asesinato, robo, robo de auto, disparar a un vehículo desocupado, huir en un auto y ser perseguido por un oficial del orden público, conducir de manera imprudente, chocar y darse a la fuga, agresión con arma de fuego a un oficial y posesión de un arma de fuego para cometer un crimen.

“Eres simplemente el mal personificado”, le dijo el juez al acusado, y agregó que era un “milagro que no muriera más gente'' a causa de su conducta fría, insensible y sin sentido.

El fiscal de distrito adjunto John McKinney le dijo al juez, que estaba asignado al caso después del juicio, que se trataba de un caso de extrema violencia y que Gasparyan es “una de las personas más peligrosas que caminan por las calles del condado de Los Ángeles''.

DEFENSA DE GASPARYAN DICE QUE LO CONDENAN INJUSTAMENTE

El abogado de Gasparyan, Felipe de la Torre, respondió que su cliente quería que el juez y otros supieran que “es un hombre condenado injustamente''.

En su declaración de apertura, el fiscal dijo al jurado que Gasparyan fue vinculado a los delitos a través de la evidencia del GPS de un Volkswagen Jetta 2011 plateado de cuatro puertas que, según el fiscal, estaba registrado a nombre de la madre de Gasparyan y que el acusado conducía regularmente.

Las últimas cifras incluyen la muerte a tiros de otro menor en el vecindario de Boyle Heights

“Todos los delitos en este caso fueron cometidos con este vehículo", dijo McKinney, señalando que un análisis de un dispositivo GPS de Garmin que estaba conectado al tablero del carro permitió a los miembros del jurado "ver literalmente el movimiento del automóvil en cada escena del crimen".

El abogado defensor señaló en su alegato final que su cliente había testificado en su propia defensa que otras personas tenían acceso al vehículo.

"Dar acceso a otra persona no te hace culpable de los delitos que cometió", dijo de la Torre al jurado.

Dijo que el caso se basó en "testigos oculares inexactos y poco confiables".

El abogado de Gasparyan dijo que su cliente es armenio, no hispano, como algunos de los testigos habían descrito al agresor.

También cuestionó el relato de dos oficiales de policía que, según él, "inventaron esta historia" de que Gasparyan sacó un arma mientras lo perseguían tras el accidente en la autopista en dirección contraria.

El abogado defensor instó al panel a absolver a su cliente de todos los cargos, excepto dos: delincuente en posesión de un arma de fuego y atropello y fuga.

“Él no es un asesino, no anda disparando a la gente'', dijo de la Torre.

OLA DE CRÍMENES EN LOS ÁNGELES QUE INVOLUCRAN A GASPARYAN

El fiscal, que instó al jurado a “responsabilizar a Gasparyan por todos los delitos que cometió y a todas las personas a las que lastimó''.

Dijo que la ola de delitos involucró a una muestra representativa de personas, incluidos los disparos de dos extraños que cruzaban en la calle, un valet de estacionamiento que recibió un disparo después de que le exigieran dinero, una mujer que sobrevivió al ser apuñalada seis veces, y los propietarios de vehículos a los que les dispararon mientras estaban estacionados en una calle de Glendale, este último de ocurrió en el cumpleaños del acusado.

Un "giro inesperado" después de que la policía de Los Ángeles emitiera una alerta de crimen al determinar que los delitos estaban vinculados, agregó McKinney.

Dos de los acusados en la muerte de un oficial de la policía comparecieron ante un tribunal federal de Los Ángeles el viernes.

McKinney dijo al jurado que Gasparyan comenzó a trabajar con un "cómplice" llamado Daniel Ramírez.

Los dos estuvieron involucrados en el tiroteo de un conductor de entrega de alimentos que sufrió ``lesiones devastadoras'' cuando le dispararon seis veces, después de intentar huir a pie a finales de diciembre de 2015.

En otro incidente que describieron como "rabia en la carretera" ocurrió cuando dos personas fueron tiroteadas justo antes de que dispararan contra Corea, quien murió poco después en un hospital.

También les adjudican los robos a dos tiendas de conveniencia de gasolineras y a dos hombres que caminaban a casa en el área de Silver Lake desde una tienda Trader Joe's, dijo el fiscal.

Ramírez se disparó y se suicidó después de atrincherarse dentro de una casa en Long Beach, luego de los robos de dos vehículos el día de Año Nuevo de 2016.

Mientras las unidades de vigilancia táctica de LAPD continuaban buscando a Gasparyan, quien condujo contra el tráfico en la autopista 5 tres días después y huyó a pie después del accidente en sentido contrario, según el fiscal adjunto.

Mientras la policía perseguía a Gasparyan, dos agentes lo vieron meter la mano en el bolsillo y "sacar el arma", y le dispararon mientras sostenía un revólver calibre .357 en una de sus manos, dijo McKinney al jurado.

En un documento publicado en enero de 2019, los fiscales del condado de Los Ángeles concluyeron que la fuerza utilizada por los detectives de la policía de Los Ángeles, Marcelo Raffi y Peter Miranda, fue "razonable dadas las circunstancias para defender sus vidas y las vidas de los demás, y para capturar a un delincuente peligroso y fugitivo”.

El entonces jefe de policía de Los Ángeles, Charlie Beck, que había llamado a Gasparyan un “individuo muy peligroso'', dijo que la policía lo había estado buscando activamente en relación con la supuesta ola de delitos.

La jueza del Tribunal Superior Kathleen Kennedy, que presidió el juicio, había rechazado anteriormente una moción presentada a instancias del fiscal de distrito George Gascon para desestimar la acusación de circunstancias especiales, que abrió a Gasparyan a la sentencia de cadena perpetua sin libertad condicional, según el fiscal.

Contáctanos