derecho de inquilinos

Inquilina acusa a dueña de vivienda de acoso y cortarle la luz

Cindy Mosqueda afirmó que la dueña de su vivienda presuntamente comenzó a hostigarla con mensajes de texto, en que le pide que le compruebe que está enferma de COVID-19 para aceptar que deje de pagar la renta.

Telemundo

Una inquilina que perdió su empleo por la pandemia acusó al dueño de la vivienda que renta de presuntamente acosarla y hasta desconectarle el suministro eléctrico en represalia a sus pagos atrasados.  

Actualmente, la moratoria estatal que protege a los inquilinos afectados por la pandemia de desalojos podría expirar tan pronto como el 14 agosto, al menos de que legisladores pasen una ley. Sin embargo, en el Condado de Los Ángeles quienes alquilan tienen hasta el 30 de septiembre para dejar de pagar la renta.

Cindy Mosqueda, residente de Compton,  perdió su empleo con la pandemia y asegura que lleva tres meses atrasada con el pago del alquiler. 
 
“El día de hoy no he recibido nada del desempleo, traté de explicarle a la dueña de la propiedad que fuera un poquito paciente y que yo comprendía que tienen una hipoteca”, dijo Mosqueda.

Mosqueda afirmó que la dueña de su vivienda presuntamente comenzó a hostigarla con mensajes de texto, en que le pide que le compruebe que está enferma de COVID-19 para aceptar que deje de pagar la renta.
 
“[La dueña del edificio dijo] que si yo no le traigo un papel que diga que tengo el coronavirus, me tengo que ir”, señaló Mosqueda.

El supuesto acoso escaló la semana pasada, afirmó Mosqueda, cuando presuntamente en represalia la dueña la dejo a oscuras.

“El viernes pasado me cortaron la luz porque la señora fue hablar a la compañía de luz”, dijo Mosqueda.

El contrato de alquiler firmado en febrero del 2017, que mostró Mosqueda a Telemundo 52 Responde, señaló que es responsable por 950 dólares de renta, sin embargo, los servicios básicos estarían incluidos.

“Mi comida se echó a perder, mis hijos no están en la casa por lo mismo, porque no tenían luz, mis peses se murieron”, señaló Mosqueda.

La dueña del hogar de Mosqueda, que también es su abuela, le mostró al equipo de Telemundo 52 Responde otro contrato que indicaba que su nieta sería responsable por los servicios básicos, como el agua y la luz. Sin embargo,  ambos acuerdos solo cuentan con la firma de la dueña.
 
“Aquí está el contrato, ni si quiera lo ha firmado, está cómo si ella esta poniendo otro contrato firmado por mi”, dijo María Velásquez, dueña de la propiedad.

Velásquez asegura que por años pagó la factura de luz para ayudar a su nieta y que no tiene problema en estar atrasada en los pagos de alquiler, sin embargo, Elena Popp, de una organización en defensa de los inquilinos señaló que cancelar los servicios básicos es ilegal.

“Es 100 por ciento ilegal echar a un inquilino sin proceso de corte o cortarle los servicios es un delito civil y penal”, dijo Popp, abogada de Eviction Defense Network.

La ciudad de Compton no cuenta con una moratoria de desalojos, pero los residentes de áreas no incorporadas se pueden amparar bajo la moratoria del Condado de Los Ángeles que expira el 30 de septiembre, y luego tendrán 12 meses para actualizarse en los pagos.

“Si el dueño archivara el caso de desalojo no se mueve, no puede haber desalojos”, afirmó Popp.

Si necesita ayuda legal contacte al Eviction Defense Network al 213-537-5473 o envíe un correo electrónico a a consulta@edn.la

Representantes del Condado de Los Ángeles también pueden brindar ayuda legal llamando al 833-223-7368.

Contáctanos